El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha manifestado su deseo de que el comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, esté "pensando" en el "margen" que hay para reconsiderar su propuesta sobre el tax lease español y ha reivindicado una solución "inteligente", para proclamar que, si la hay, "llegarán contratos y habrá trabajo" en los astilleros privados de la Ría de Vigo, pero también para Navantia.

En relación a las quejas de trabajadores de Navantia por la ausencia de un plazo para el inicio del flotel de Pemex —que ha encargado otro a Barreras, en Vigo—, Feijóo ha replicado que el "ruido" suscitado en el sector a raíz del debate sobre las bonificaciones del tax lease no es bueno para los contratos, dando a entender que podría influir en las fechas de inicio de los pedidos.

Frente a ello, al término de la reunión semanal de su Gobierno, ha sentenciado que "el aliado más claro" de Navantia "es la Xunta". A modo de argumento, ha esgrimido las exigencias al equipo gestor sobre la necesidad de que logre pedidos y su propio trabajo, ya que ha revelado que mantuvo una reunión en la pasada jornada "con un armador que quiere hacer barcos en Navantia", del que no ha dado más datos.

"Ese es mi trabajo, ayudar, pese a que es un astillero público que depende del Gobierno de España", ha aseverado, para añadir que, "con o sin reconocimiento", mantendrá esta actitud.

Acerca de si, tras su reunión con el citado armador, hay garantías reales de nuevos pedidos para Navantia, el presidente gallego ha instado a los periodistas a formularle esta pregunta tras la reunión del colegio de comisarios que decidirá sobre el tax lease el 17 de julio.

"Si queda solucionado, la respuesta es rotundamente sí. Si no queda solucionado, vuélvame a hacer la pregunta y le contestaré de forma adecuada", ha demandado, en un escenario en el que el veto en Navantia, establecido hasta el inicio de 2015, prohíbe la construcción civil en Fene completamente, y la limita en el resto de la empresa, incluido el astillero de Ferrol, a un 20 por ciento de la facturación total.

Argumentos jurídicos ya remitidos

En su intervención, el presidente ha incidido en el acuerdo "unánime" en España en contra de la propuesta inicial formulada por Almunia. "O todos estamos equivocados o un comisario puede estarlo parcialmente", ha reflexionado, para añadir que él se apunta a esta segunda tesis e insistir en que hay argumentos "jurídicos, sociales y económicos" que avalan un cambio de postura del comisario.

"Espero que tenga en cuenta que no sólo juega con el sector naval de España, sino que estamos en un peligroso lugar para el naval europeo", ha advertido, antes de reivindicar "una solución jurídicamente solvente, económicamente viable e inteligente".

Asimismo, ha revelado que el Ministerio de Industria ya ha remitido a Almunia los "argumentos jurídicos" que ha exigido para antes de la reunión prevista la próxima semana en Bruselas con representantes del Gobierno, de las comunidades afectadas y del sector.

En el documento remitido al comisario, Núñez Feijóo ha indicado que los argumentos están "más perfilados y concretos", aunque se mantiene como base el cumplimiento de los principios de "no discriminación" y "seguridad jurídica" puesto que no se puede "castigar" a un sector "por haber cumplido la ley".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.