Terraza de Barcelona.
Un cartel avisa a los clientes de un bar del Raval sobre la prohibición de fumar porros en la terraza. R. B.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha anunciado este jueves un acuerdo con el Gobierno municipal de CiU sobre la nueva ordenanza de terrazas, que unificará las normativas vigentes —24 en distintas zonas de la ciudad—, y que, a diferencia del texto inicial del ejecutivo, no obligará a los bares con terraza a que cualquier peatón pueda usar los lavabos del establecimiento pese a que no consuma.

En rueda de prensa, Fernández Díaz ha valorado que evitará "disparidades y agravios" entre zonas cercanas —ha puesto como ejemplo la confluencia de la avenida Paral·lel y la ronda Sant Pau, donde se aplican tres normativas— y reconocerá 30 zonas singulares en las que se definirá una ordenación y diseño propios.

La norma, que busca "fortalecer la convivencia en el espacio público, la actividad económica y la creación de empleo", se someterá a aprobación inicial en la comisión de Hábitat Urbano del 15 de julio y a partir de entonces se someterá a un período de alegaciones, en el que los populares estarán muy abiertos a las aportaciones que se puedan presentar.

Entrará en vigor para las nuevas licencias de establecimientos que quieran colocar una terraza el 1 de enero del año que viene; para aquellos que deban adaptar las distancias de la terraza en el mobiliario y otros elementos urbanos, en 2015; los que deban adaptar las condiciones de ubicación de la terraza frente al establecimiento, en 2016, y los que deban hacer obras por motivos sanitarios o por condiciones de accesibilidad, en 2017.

Se creará una comisión técnica de terrazas que, según Fernández Díaz, garantizará la mejor aplicación de la normativa y su precisa interpretación, rehuyendo la "discrecionalidad de la administración" y con la máxima transparencia, y se redactará un informe anual de la aplicación de la norma.

Civismo y aforo

A principios de octubre, el Ejecutivo municipal aprobó inicialmente el proyecto en la Comisión de Gobierno, pero se han introducido variaciones a aquella primera propuesta que explicó la segunda teniente de alcalde y responsable de Economía, Sònia Recasens.

El PP ha añadido que se retire la licencia a los locales que sean sancionados tres veces por incumplir la ordenanza —hasta ahora se les podía multar o quitar la licencia— y que la presión fiscal sobre estos establecimientos se congele —no aumente— indefinidamente: aunque se diese el caso de que una hipotética nueva ordenanza fiscal incrementara otros tributos, los de los locales con terrazas no variarían.

Los populares también han incorporado al texto que los establecimientos que ofrecen degustación a los clientes puedan tener terrazas, como charcuterías, panaderías o pastelerías; en cuanto a la ubicación de las mesas, no podrán estar junto a la fachada de los locales para facilitar la circulación de invidentes, excepto en chaflanes del Eixample.

Los bares podrán poner más sillas en las terrazas y ampliar el horario durante las fiestas del barrioLas terrazas podrán abrir de 08.00 a 24.00 horas de domingo a jueves, y de 08.00 a 01.00 los viernes y vísperas de festivo, también en las zonas singulares; los horarios se podrán ampliar "temporal y excepcionalmente" en situaciones especiales como fiestas de barrio o congresos.

Las sillas de las terrazas computarán por 0,25 plazas del local, cuando ahora computan por 0,5, es decir, se permitirá aumentar en la práctica el aforo: si un local tiene ahora, por ejemplo, un aforo de 20 personas, con 12 sillas en el interior y ocho fuera, con la nueva ordenanza las de fuera contarán como dos plazas y no cuatro, con lo que el local podrá colocar sillas de más.

Zonas singulares

La ordenanza prevé uniformar el mobiliario de las terrazas de toda la ciudad, pero también crea 30 zonas "susceptibles de ordenación singular" en las que se establecerán criterios propios a cada una de ellas, pudiendo uniformar su diseño y adaptando su colocación a la presión turística y a las áreas de interés urbanístico.

Entre estas zonas destacan La Rambla —donde hace años que hay una propuesta de diseño propio de las terrazas—, la Rambla Catalunya, el paseo de Gràcia, el Paral·lel, la plaza Catalunya, la avenida Diagonal, el Port Olímpic, tres grandes plazas de Gràcia —Sol, Vila de Gràcia y Virreina—, el paseo Sant Joan, la plaza Reial y la Rambla del Poblenou.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.