El sindicato de Bomberos denunció ayer nuevas dificultades de acceso al casco histórico. Esta vez por el cierre del carril de emergencia de la calle San Fernando. Este corte provocó retrasos en la llegada de los bomberos para atender un incendio del cuadro eléctrico ocurrido a las 10 de la mañana en el número 9 de esa misma calle, que ocasionó el desalojo de los trabajadores del inmueble. Aseguran que cuando no les perjudican las más de 200 calles afectadas por obras lo hace la carencia de vehículos ligeros de extinción de incendios.