El parque Terra Natura de Benidorm (Alicante) ha acogido, por primera vez, el nacimiento en cautividad de tres crías de guacamayo —'ara ararauna'—, después de haber sexado durante los últimos años a las aves de esta especie para determinar las posibles parejas reproductoras, según ha informado en un comunicado el complejo.

La identificación del sexo de cada individuo se realiza mediante técnicas genéticas, al no existir dimorfismo sexual, siendo machos y hembras externamente iguales. Así, de los ochos ejemplares de la especie que habitan en el parque, únicamente hay un macho, lo que, tal y como ha explicado el complejo, "ha complicado aún más la creación de una pareja".

Igualmente, han indicado que los guacamayos son animales monógamos que eligen a su pareja y establecen vínculos "de por vida con ella". En este sentido, los individuos Wendy y Muan han puesto cuatro huevos, de los que se ha roto uno, mientras que el resto ha eclosionado a lo largo de una semana, dando como resultado a tres pequeños polluelos.

Esta especie anida en libertad en agujeros que cavan ellos mismos en los troncos de los árboles y palmeras. El macho se encarga de alimentar a la hembra durante ese periodo y protege el nido de los intrusos. El parque ha señalado que Wendy y Muan, al ser padres "primerizos e inexpertos", no han sabido alimentar a las crías, por lo que ha sido necesaria la intervención de los cuidadores para su alimentación y evitar así que fallezcan".

Mantenidos en incubadora

De este modo, los recién nacidos son mantenidos en una incubadora durante las dos primeras semanas de vida con calor y grado de humedad constante, siendo además alimentadas con una papilla especializada para este tipo de aves, la cual, tras ser calentada previamente, es administrada con una jeringuilla para facilitar su ingesta.

Los cuidadores han establecido turnos para que los tres polluelos estén alimentados y atendidos desde las 7.00 hasta las 24.00 horas, momento en el que se les deja descansar por la noche tal y como sucedería en la naturaleza. Los pequeños tardarán en independizarse unos tres meses aproximadamente, por lo que la intención de sus responsables es juntarlos dentro de un tiempo con sus padres y con el resto de guacamayos del parque, de manera que puedan desarrollar sus habilidades sociales.

Consulta aquí más noticias de Alicante.