El número de adictos al tabaco en nuestro país asciende a 8,53 millones, el 23,7% de los mayores de 18 años, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). De esta forma, un 9% de las personas que fumaban hace un año (756.000) ya han apagado el cigarrillo.

La última encuesta del CIS, que incluye un estudio sobre prevalencia del tabaquismo y la normativa antitabaco que entró en vigor el 1 de enero de 2006, refleja un descenso de población fumadora de casi dos puntos. Hace un año, el porcentaje de encuestados que se confesaba fumador era del 25,8%.

Una cajetilla y media

La consulta del CIS revela que el 66,2% de los fumadores aseguran que les gustaría dejar el tabaco y el 40% dicen que lo han intentado alguna vez. Del total de encuestados enganchados a la nicotina, el 17,3% se considera como muy fumador, al consumir una cajetilla y media al día como mínimo, un porcentaje que el año pasado ascendía al 19,3%. Un 27,7% asegura que fuma una cajetilla y el 16,6% se queda en 10 y 14 pitillos cada día.

Valoración de la norma

Por otra parte, la ley antitabaco es valorada como buena o muy buena por un 68% de la población, mientras que un 18,6% la califica de mala o muy mala. Más del 47% tiene la impresión de que poca gente ha dejado de fumar.

Casi la mitad de los encuestados (49,8%) aseguran que les molesta mucho o bastante estar rodeados de fumadores habituales. Asimismo, aunque el 90% cree que el hábito tabáquico tienen efectos perjudiciales para la salud, el 36,1% considera que se exageran estas consecuencias.

Si eres uno de los que ha dejado el tabaco este año

Cuéntanoslo en... www.20minutos.es

Efectos de la ley y del tabaco

Menos cajetillas: El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) asegura que este año se han vendido 210 millones de cajetillas de cigarrillos menos, los puntos de venta de tabaco se han reducido un 40% y los niveles de nicotina ambiental han bajado un 83% en los centros de trabajo.

Hostelería ahumada: Aunque el tabaco ha desaparecido de medios de transporte, administraciones públicas y centros de trabajo, apenas el 15% de los 300.000 establecimientos hosteleros se han declarado libres de humo o tienen las zonas para fumadores debidamente compartimentadas, según el CNPT.

Muertes de pasivos: Cada año mueren en nuestro país 6.300 personas como consecuencia de la exposición al humo del tabaco, 900 de ellas en el medio laboral y el resto, en el ámbito doméstico, según datos del CNPT.

Información médica: El 20% de los médicos que fuman no hablan del tabaco con sus pacientes fumadores en las visitas ni les alertan sobre los riesgos de esta adicción, según el estudio STOP, presentado en el último congreso mundial de cardiología.

Tratamiento costoso: Los expertos cifran en 300 euros el coste que supone para el sistema sanitario público el tratamiento farmacológico necesario para desenganchar a un fumador de su hábito. Apenas el 5% de los fumadores que intentan dejar el tabaco lo consiguen, ya que la nicotina tiene mayor poder adictivo que la heroína.

El terrorismo vuelve al tercer puesto como preocupación

Por detrás del paro y la inmigración. El último barómetro del CIS ha reflejado un repunte en la preocupación de los españoles por el terrorismo, que ha pasado del cuarto al tercer puesto, citado por el 25,4% de los encuestados. Entre los problemas que más preocupan se encuentra en primer lugar el paro, con el 40,1% y en segundo la inmigración, que desciende al 40%. En cuarto puesto vuelve a aparecer el problema de la vivienda (25,1%), seguido de la inseguridad ciudadana (20,5%). En cuanto a las cuestiones que más personalmente afectan a  los encuestados, el CIS menciona la vivienda, el desempleo y los problemas económicos, la delincuencia y la inmigración.