El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, ha destacado este viernes la necesidad de que la Sindicatura de Comptes cuente con más recursos "para evitar que se produzcan casos de corrupción como los que se han registrado en la Comunitat Valenciana".

Zarrías se ha expresado en estos términos en un comunicado aclaratorio, tras la rueda de prensa que ha ofrecido en Valencia, en la que ha indicado que si la Sindicatura de Comptes "hubiera actuado de acuerdo con los principios que la inspiran", los "escándalos" de la Comunitat "se hubiera evitado".

El dirigente socialista ha subrayado que "en ningún momento" ha querido "desprestigiar" al órgano de control "y mucho menos su profesionalidad", y ha insistido en que ha tratado de poner de relieve que estos órganos deben contar con "más recursos para evitar que se produzcan casos de corrupción como los que se han registrado en la Comunitat". Asimismo, ha indicado que la Generalitat "ha hecho caso omiso de forma sistemática a las recomendaciones que, año tras año, ha realizado la Sindicatura de Comptes".

Zarrías, en la rueda de prensa en la que ha comparecido junto al vicesecretario de Relaciones Institucionales del PSPV y portavoz socialista en la Diputación de Valencia, José Manuel Orengo, ha rechazado la eliminación de tribunales de cuentas autonómicos que propone la reforma de las administraciones públicas que pasa este viernes por el Consejo de Ministros.

El dirigente del PSOE ha destacado que "restar control y democracia es malo" y, al respecto, se ha mostrado convencido de que en la Comunitat Valenciana "quitando cargos de confianza, eliminando organismos inservibles y acabando con nepotismo y con el caciqueo instalado en el gobierno autonómico, seguro que se ahorra infinitamente más que acabando con los mecanismos de control".

"ahorrar de los superfluo"

Gaspar Zarrías ha destacado que los socialistas "no estamos por restar democracia, ni controles democráticos", sino por "ahorrar de los superfluo, de lo que no sirve para nada, nada más que para hacer política clientelar".

A su juicio, "restando representación a los ciudadanos, acabando con los controles democráticos de la gestión pública, creamos un marco de inseguridad jurídica y política que es lo último que podemos hacer".

No obstante, ha indicado que en estos momentos "de tanta dificultad" acabar con determinados organismos "puede que tenga su público", pero ha subrayado que "no estamos hablando del corto plazo, estamos hablando del medio y del largo plazo".

Por su parte, José Manuel Orengo ha señalado que "no es buena política de ahorro eliminar organismos que van contra el despilfarro". Al respecto, ha destacado que la Sindicatura de Comptes "debería tener más recursos para evitar todos los casos de vergüenza que hemos tenido en esta Comunitat".

En su opinión, "la solución no es quitar el organismo de control", porque es el que "está sacando y destapando los escándalos de corrupción en la Comunitat", y ha resaltado que es como si "se quitaran inspectores de hacienda como medida de ahorro haciendo que así se incrementara el fraude".

Para Orengo, "se ahorra racionalizando la administración pública y controlando y vigilando a los sinvergüenzas que hacen un mal uso de la administración" y, en este sentido, se ha referido al plan de reducción de altos cargos de la Generalitat propuesto por el PSPV.

"un traje nuevo"

"No hablamos de ajustarnos el traje, sino de hacernos un traje nuevo, que sea verdaderamente útil a los intereses de los ciudadanos, a la economía y que sirva como elemento no solamente para salir de la crisis, sino para dar un paso de modernidad", ha manifestado el dirigente del PSPV.

Zarrías, en relación al conjunto de la reforma de las administraciones públicas, ha destacado que esperan que "no sea un brindis al sol, no sea un ejercicio de propaganda engañosa", sino algo "serio y riguroso como demanda nuestro país".

Así, ha manifestado que en los últimos meses se han oído "diferentes cantos de sirena que han concluido en nada" y, en esta línea, ha indicado que "iban a reducir más de 1.000 organismos y, al final, han sido cuatro fundaciones que, por cierto, ya la totalidad de las mismas no existía".

El responsable de Política Municipal ha explicado que se habla de un ahorro de 8.000 millones de euros "simple y llanamente quitándole la entidad jurídica a la Yeguada Militar o transitando por Internet a la hora de llevar a cabo trámites administrativos". Por ello, ha pedido "rigor" al Gobierno, ya que "no se ahorran millones de euros, ni se hace una gestion más eficaz ni eficiente con las medidas que ha puesto sobre la mesa".

Reforma "consensuada"

"Si hay que hacer una reforma profunda de la administración, hagámosla, pero de una forma consensuada con todos los actores, no solamente los partidos poltiicos, sino un elemnto clave y fundamental como son las comunidades autonómas", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.