Los aragoneses que renueven sus electrodomésticos viejos recibirán una subvención de 75 euros gracias al Plan Renove, que pretende proporcionar ayudas para cambiar más de 12.000 aparatos.

El objetivo es cambiar los electrodomésticos antiguos por otros que realicen un mayor aprovechamiento de los recursos energéticos.

El descuento se hará de forma inmediata en los propios establecimientos y los consumidores sólo tendrán que rellenar un documento certificando donde aceptan el plan. Mediante este programa, que cuenta con 980.000 euros de presupuesto, se pretende incentivar la adquisición de electrodomésticos de clase energética A o superior, como ya publicó 20 Minutos. La subvención sólo servirá para un mismo tipo de electrodoméstico por domicilio de la comunidad aragonesa.

El Plan Renove funcionará en principio hasta septiembre de 2007 y se pone en marcha gracias a la colaboración de la DGA y los comerciantes.