Los farmacéuticos alicantinos alertarán a los padres, desde los 750 establecimientos que hay en la provincia, de los peligros que entraña la ingesta de alcohol por parte de sus hijos, según anunció ayer el Colegio de Farmacéuticos de Alicante.

Antes de esta campaña, les van a bombardear en radios musicales (las que más oyen los jóvenes) con el mensaje de que mezclar alcohol y fármacos puede matarlos en la carretera.

Según los datos que maneja el colegio, el 60% de adolescentes entre 13 y 18 años bebe habitualmente y el 50% de ellos se ha emborrachado alguna vez.

Los farmacéuticos quieren concienciar con este plan a los padres de los peligros del alcohol «porque es una droga y porque destruye las células y el sistema central del ser humano», subrayaron ayer portavoces de los farmacéuticos.