«Importar» médicos de otros países al sistema sanitario gallego es la solución que el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, propone para solucionar las carencias que sufre actualmente la sanidad gallega. Así lo reconoció ayer después de aprobar 687 nuevas plazas de profesionales sanitarios.

Pediatría o el Servicio de Anestesia son las áreas con más carencias en cuanto a número de médicos se refiere. Esta situación de falta de profesionales viene dada, según la Xunta por el envejecimiento del personal y la previsión de unas necesidades en el pasado que, actualmente «están siendo desbordadas».

Ahora bien, para lograr que la contratación de personal foráneo se lleve a la práctica es necesaria una revisión del sistema sanitario nacional, desde las facultades de Medicina -con la revisión del número de plazas para los estudiantes- hasta la «regulación» de la profesión en sí misma.

Mientras, la temporalidad que sufren los médicos en la sanidad gallega ha llevado a los especialistas no fijos a convocar una huelga con paros de 24 horas los días 17, 23, 24, 30 y 31 de enero y el 1 de febrero. El fin es denunciar la precariedad laboral que padecen.

Aplazada otra operación

La falta de sangre por la huelga de médicos del Centro de Transfusión de Galicia obligó ayer a aplazar una operación en el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, lo que eleva a nueve las intervenciones suspendidas esta semana en los hospitales gallegos. Aun así, el presidente de la Xunta asegura que la situación «no es preocupante», pues todas las navidades «se produce un desajuste» por el descenso de donaciones.