Un poco de agua y a pegarse por los escenarios. Los Aslándticos (foto) iniciaron su contacto con la música con unas reuniones de amigos a las espaldas de la fábrica de cemento (antigua Asland) de su Córdoba natal.

Estos siete profesionales de diferentes ámbitos –en el grupo hay herreros, médicos o maestros– se conforman con que este negocio les dé para pagar «el alquiler», como afirmaron en una reciente entrevista. Algo que seguro ya han conseguido con la salida al mercado de El mundo está fatal de los nervios, un primer disco que ha sido producido por Queco.

Este trabajo viene acompañado de un supuesto estilo musical nuevo –eso afirman sus componentes– que ha sido acuñado como «fullería». En él se mezclan sonidos flamencos alejados del purismo con reggae, hip hop o son cubano. Una combinación que resulta bastante refrescante para el oído.

Son de Nadie

La misma noche la Vivero traerá también a otro de los grupos que disfrutan con la fusión de estilos. Son de Nadie se apoyó en Eskorzo para obtener reconocimiento, colaboró con Los Aslándticos y ha girado junto con Orishas, O’Funkillo, Babylon o Circus.

* Sala Vivero. Polígono Industrial La Estrella. C/ Parauta, 25c. Hoy, a las 22 horas. Precio: 12 euros anticipada y 15 en taquilla.