Dos aviones de carga en tierra, entre dos y tres aviones anfibio, dos helicópteros biturbina, tres cuadrillas y una unidad móvil del dispositivo estatal contra los incendios forestales de este verano tienen como base Galicia.

En concreto, los dos aviones de carga en tierra, con capacidad de 3.100 litros, tienen base en Xinzo de Limia (Ourense); mientras que los dos o tres aviones anfibio, con capacidad de 5.500 litros, estarán en la terminal santiaguesa de Lavacolla.

Laza, también en Ourense, es el punto desde el que trabajará una BRIF (Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales), compuesta por dos helicópteros biturbina con capacidad desde 1.500 litros y tres cuadrillas de 17 combatientes. Asimismo, será la localidad donde se ubique una unidad móvil.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha señalado que un nuevo avión, "único en el mundo", espera sumarse este verano a los 66 medios aéreos y 545 efectivos del Estado desplegados en 37 bases que lucharán contra el fuego en la presente campaña de incendios que ha comenzado el 15 de junio y que se prolongará hasta el 30 de septiembre.

Durante la presentación de la campaña de incendios forestales de 2013, el ministro ha explicado que este nuevo avión que ha fabricado la empresa Canada Air y cuya adquisición está en su fase final y pendiente de la ampliación de un crédito a este departamento así como de la negociación final del precio, estimado en 25 millones de euros.

"El contrato está prácticamente cerrado", ha apuntado y ha dicho que sólo hay un avión de este tipo en el mundo "y lo va a comprar España" para lograr un tiempo de respuesta "mucho más rápido".

Así, ha dicho que en 2012 hubo 70 medios aéreos, de los que se han retirado cinco, pero se ha alquilado uno más, un avión Air Tractor con capacidad de 3.100 litros, que se destinará a Canarias y el nuevo hidroavión que está a punto de llegar y que no tiene ningún otro país en el mundo. "Son medios más rápidos y efectivos", ha defendido el ministro que ha dicho que se ha llegado a un acuerdo con el Ministerio de Defensa para que sean operados por el grupo 43 del Ejército del Aire.

Medios aéreos

Concretamente, de los 66 medios aéreos, 21 son propios (17 aviones anfibios y 4 helicópteros de vigilancia) y otros 45 son contratados con empresas privadas. Entre los contratados figuran 8 helicópteros KAMOV de 4.500 litros de carga; 9 aviones de carga en tierra AT-802 de 3.100 litros de capacidad; 7 aviones anfibios AT802FB, también de 3.100 litros de capacidad; 19 helicópteros de para el transporte de brigadas de 1.500 litros y 2 aviones de observación y comunicación, uno en el este, Muchamiel (Alicante) y otro en Matacán (Salamanca).

Además, en tierra funcionarán 11 unidades móviles de Meteorología y Transmisiones que apoyarán a los directores de extinción de las comunidades autónomas.

545

Efectivos especializados en 10 BRIGADAS

En cuanto a los medios humanos, ha dicho que el Estado cuenta con 10 brigadas de refuerzo (BRIF-A y BRIF-B), cada una de las cuales está compuesta por 51 personas distribuidas en tres grupos de 17 brigadas cada uno que se desplazarán a los fuegos cuando las comunidades autónomas soliciten al ministerio su apoyo. Al mismo tiempo, en la campaña de incendios participarán los medios de Parques Nacionales y 12 unidades de Tragsa.

"Estos medios tienen como misión los casos de ataque ampliado", ha señalado Arias Cañete que ha explicado que este año se han descentralizado muchos medios aéreos que estaban en la base de Torrejón (Madrid) a otras bases con el objetivo de "minimizar el tiempo de respuesta".

En total, ha añadido que el presupuesto de lucha contra incendios para 2013 es de 130 millones de euros, un incremento respecto a 2012, cuando el monto fue de 103 millones de euros. De estos, 76 millones, dos más que el año anterior, se destinan a las labores de extinción, 29 millones de euros a la prevención y otros 25 para la adquisición del nuevo hidroavión.

Además, ha agregado que 120 profesionales trabajan en la coordinación de las bases con la central de operaciones y el centro de coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales canalizará la información sobre la evolución de los incendios y enviará los medios materiales y humanos para atender los fuegos siempre que las comunidades autónomas u otros países lo soliciten, mediante el envío de un fax con un formulario de petición.

Caras imprudencias

En este ámbito, el ministro ha hecho un llamamiento a la población para "evitar imprudencias" porque "se pagan muy caras" y ha confiado en que con la reforma en el Código Penal, que contempla que los delitos por incendios forestales no sean juzgados con jurado popular sino por un tribunal, puedan favorecer que "la buena labor que hace el Seprona se pueda traducir en condenas".

En total, el ministro ha repasado que en 2012 los medios del Estado realizaron un total de 32.975 descargas de agua y volaron más de 6.000 horas en más de 2.000 intervenciones efectuadas. Además, ha dicho que en el último decenio el 4,73 por ciento de los siniestros contó con la participación de los medios estatales. Estos fuegos en los que se intervino supusieron más de la mitad de la superficie afectada por las llamas. Al mismo tiempo, entre 2002 y 2012, los medios estatales participaron en 279 intervenciones en siete países.

Respecto a la presente campaña, el ministro espera que no confluyan todos los elementos de viento, altas temperaturas y un año seco como sucedió en 2012 —el peor de la década en cuanto a incendios— porque, de momento, la precampaña está siendo muy diferente.

Concretamente, ha dicho que, a 31 de mayo, se han quemado 7.200 hectáreas y se producido un gran incendio (más de 500 hectáreas) frente a los 10 grandes incendios y 65.675 hectáreas arrasadas en el mismo periodo de 2012.

"Hemos tenido 10 veces menos este año", ha celebrado, aunque ha advertido de que la campaña, en buena medida, dependerá de lo que suceda, en cuanto a fuegos y a meteorología, en lo que resta de mes de junio, y ha advertido de que las abundantes lluvias han provocado la proliferación de gran cantidad de pasto, que puede ser combustible.

En definitiva, ha defendido que el aumento de presupuesto, 2 millones de euros, busca también incrementar la duración de los contratos de las Brigadas en tareas de prevención. "Hay que consolidar este personal muy cualificado", ha dicho, y por ello, ha señalado que de los 9 meses que estuvieron contratados el año pasado, este ejercicio sus contratos tendrán una duración de 10 meses y que su aspiración es lograr contratos anuales.

Finalmente, en materia de incendios y de medios aéreos, Arias Cañete ha dicho que pretende, gradualmente, ir renovando la flota de aviones, ya que algunos tienen "muchas horas de vuelo y mucha antigüedad".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.