El sindicato CCOO ha lamentado que el último barco de astilleros de Sevilla ya se haya marchado a la factoría de Vulcano, en Galicia, una marcha que "se podría haber evitado", por lo que considera que el Gobierno central y la Junta de Andalucía "no han hecho bien las cosas" con los astilleros sevillanos.

Fuentes de CCOO Sevilla han confirmado a Europa Press que el último barco de astilleros de Sevilla, un ferry encargado en 2007 por la finlandesa Viking Linea, ya se marchó para Galicia a finales de la semana pasada, y será terminado en la factoría de Vulcano.

Para el sindicato, esta partida "demuestra que había carga de trabajo en los astilleros sevillanos, una carga que van a terminar los astilleros gallegos por la apuesta que ha hecho Galicia por el sector naval".

Por ello, tras insistir en la necesidad de que las instalaciones de la Autoridad Portuaria "sean aprovechadas para el sector naval y el conjunto de sectores industriales", el sindicato ha pedido que la tramitación y el proceso de adjudicación de esa concesión de terrenos "sea suficientemente ágil", de forma que "se solvente este asunto en el mayor breve tiempo posible, para así generar empleo".

Tras valorar la intención de Tecade de instalarse en terrenos en este área, el sindicato ha recordado que "desde 2010 empezaron los problemas económicos y financieros, y desde ese momento el sindicato insistió a Gobierno central y a la Junta para que apostara por la continuidad del sector naval en Sevilla", toda vez que los astilleros sevillanos "eran los únicos que tenían tres barcos y tenían carga de trabajo".

No obstante, el sindicato ha lamentado que "desde entonces, en 2010, y hasta la liquidación de las instalaciones, en diciembre de 2012, no se ha apostado claramente por astilleros; y ni Gobierno ni Junta han hecho bien las cosas".

"Si Junta y Gobierno central hubieran apostado por el sector, hubiéramos estado en las mejores condiciones para seguir con la carga de trabajo y no se hubieran marchado dos barcos a La Naval de Sestao y otro a Vulcano", han agregado las fuentes.

El sindicato CCOO ha lamentado la marcha esta pasada semana del último barco existente en las instalaciones de los astilleros de Sevilla, un ferry encargado en 2007 por la finlandesa Viking Linea, y que será terminado en la factoría de Vulcano, en Galicia.

Fuentes de CCOO han indicado a Europa Press que la finalización de esta nave, junto a los otros barcos que se marcharon a inicios de año a La Naval de Sestao, hubieran supuesto la generación de 1.500 empleos directos y 3.500 indirectos en Sevilla durante dos años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.