El director del Festival Internacional Titirimundi, Julio Michel, ha señalado que la "inesperada y exagerada" subida del IVA en el mundo de la cultura responde más al deseo de penalizar al sector artístico que al de recaudar y ha recordado al Gobierno central que ese incremento hasta el 21 por ciento castiga también al público.

Según ha dicho, con la medida cuesta mucho mantener las iniciativas culturales, pues obliga a subir el precio de las entradas, con el perjuicio económico que ello supone para el ciudadano, o asumir el sobrecoste.

A ello se suma, ha dicho, la falta de patrocinios o el tener que programar los eventos sin tener cerrado el presupuesto porque el Gobierno contesta las peticiones de subvención en junio o julio, muchas veces cuando los espectáculos ya se han celebrado.

"En la Administración nunca hay que confiar hasta que haya un papel firmado", ha advertido el director de la gala de los títeres por excelencia después de precisar que el Festival que dirige tiene pendiente una subvención ministerial de 24.000 euros y que la organización tuvo que "trabajar a ciegas" para sacar adelante Titirimundi, que tuvo lugar en el mes de mayo.

En declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que su compromiso con la cultura y la ciudad de Segovia motivó que el certamen de marionetas se programara teniendo en cuenta esa ayuda estatal que, según confía, llegará aunque posiblemente reducida en un 30 por ciento, lo que llevará al Festival a arrastrar un déficit por valor de esa cantidad hasta la nueva edición. "Esperemos que el Ministerio cumpla con su obligación moral", ha apuntado.

Julio Michel ha resaltado que en los tres últimos años Titirimundi ha sufrido los recortes de las instituciones públicas, así como el incremento del IVA cultural, que ha provocado que la aportación del Ayuntamiento, uno de los principales patrocinadores, se viera reducida en un cinco por ciento.

En la última edición, esa situación ha llevado a prescindir de once de las 25 personas que se contrataban habitualmente para la organización y a contar con 15 artistas menos que el año pasado con el fin de poder ahorrar.

El director de Titirimundi se ha expresado de esta forma durante una rueda de prensa para presentar la campaña de IU a favor de la cultura, así como una moción municipal para que el Gobierno de la Nación reduzca el IVA de la cultura del 21 al cuatro por ciento.

Pérdidas "incalculables"

El portavoz de este partido en el Ayuntamiento de Segovia, Luis Peñalosa, ha recriminado al Gobierno que considere en ocasiones la cultura como fuente de ingresos y olvide que cumple una función formativa y de desarrollo de un espíritu crítico. El "mazazo definitivo" a esta situación, según ha lamentado, ha sido el aumento del IVA al sector hasta en trece puntos, que ha originado "pérdidas incalculables".

Peñalosa, quien cree oportuno promover iniciativas en defensa de la cultura desde los ayuntamientos, ha recordado que en los últimos cuatro años el presupuesto en este ámbito en España ha caído un 70 por ciento y que en 2012 se destruyeron 36.000 empleos en el sector, a lo que se unen las precarias condiciones laborales que se ofrecen a los trabajadores.

El portavoz de IU ha cifrado en 600.000 los empleos que generó el pasado año la cultura, que supone un cuatro por ciento del PIB. Además, ha manifestado que la ausencia de un marco legal para el conjunto de las artes, la propuesta de Ley de Mecenazgo y la de Ley de Propiedad Intelectual "deja al arbitrio de las multinacionales y los poderes económicos su futuro".

Consulta aquí más noticias de Segovia.