Comedor escolar
Una de las bandejas de un comedor escolar. ACN

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha abierto una investigación de oficio con todas las comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas para saber cómo afecta la crisis a la calidad de la alimentación de los menores.

Las Administraciones Públicas han detectado el problema, provocado por la crisisLa oficina del Defensor del Pueblo explica que es consciente de que las Administraciones Públicas han detectado este problema y están tomando medidas para garantizar una alimentación básica a estos menores.

No obstante y teniendo en cuenta la proximidad del periodo de vacaciones escolares, Becerril ha solicitado información sobre el número aproximado de menores que pueden estar en esta situación y sobre las intervenciones que se están llevando a cabo para atender la alimentación adecuada de los mismos.

También quiere conocer el coste y las previsiones temporales para la puesta en marcha de medidas destinadas a paliar estos problemas.

La institución considera que la alimentación infantil debe ser una prioridad para los servicios sociales de las CCAA y, en ese esfuerzo, deben comprometerse el conjunto de las administraciones públicas.

Por este motivo, tras conocer informes que alertaban de situaciones de alimentación inadecuada de los menores, la Defensora ha decidido iniciar esta investigación de oficio para promover e incentivar medidas que palíen la malnutrición infantil.