Barack Obama, en Berlín
El presidente estadounidense, Barack Obama, pronuncia un discurso frente a la Puerta de Brandemburgo en Berlín. EFE

El presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró este miércoles en Berlín que todas las personas "merecen una oportunidad" en términos laborales y que los países deben luchar para combatir la "desigualdad" y el "desempleo". "Todo el mundo merece una oportunidad, no sólo los que están arriba. Ya sea en Chicago, en Cleveland, en Belfast, Berlín, Atenas o Madrid", aseguró Obama en su esperado discurso ante la Puerta de Brandeburgo de Berlín, donde se encuentra en visita oficial.

El presidente estadounidense también evocó la caída del Muro de Berlín en 1989: "nuestros valores ganaron". En un simbólico discurso ante más de 4.000 invitados y en mangas de camisa ante el sofocante calor que se vive en la capital alemana, Obama elogió la victoria de la tolerancia y de la libertad y recordó que fueron los ciudadanos quienes decidieron cuándo debía caer el Muro, a pesar de los esfuerzos políticos y militares.

La puerta de Brandeburgo es un símbolo de la libertad El presidente estadounidense comenzó su esperado discurso asegurando que ni él ni la canciller alemana, Angela Merkel, "parecen a primera vista los típicos líderes" de sus propios países. Con esta alusión destacó los cambios operados tras la caída del Muro en sus respectivos países hacia la democracia y la libertad. La alianza entre ambas partes del Atlántico "es la base de la seguridad global", dijo Obama, quien destacó que los destinos de Europa y de EE UU "están unidos".

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró por su parte que es un honor recibir al presidente de Estados Unidos ante la Puerta de Brandeburgo de Berlín, a la que calificó como un símbolo de la libertad. "La puerta de Brandeburgo, cerrada durante décadas y abierta en 1989, es un símbolo de la libertad", dijo Merkel al comienzo de su discurso ante el emblemático monumento.

Armas nucleares

En una parte importante del discurso, Obama también propuso una nueva reducción de los arsenales nucleares en todo el mundo. Para ello dijo que intentará alcanzar un acuerdo con Rusia con el fin de conseguir recortar hasta un tercio el actual arsenal nuclear de ambos países. También pretende celebrar dos cumbres centradas en la seguridad nuclear.

Obama quiere rebajar el número de cabezas atómicas estratégicas de las dos mayores potencias nucleares de las actuales 1.550 —el límite fijado en su último acuerdo bilateral al respecto— a algo más de 1.000 unidades. La reducción necesita un nuevo acuerdo con Rusia, la otra gran potencia atómica para lo que se requeriría una cumbre nuclear. Además, en 2016, Obama quiere convocar otra cumbre para "crear un marco internacional para el uso pacífico de la energía nuclear y mantener dentro de ciertos límites las ambiciones de Corea del Norte e Irán".

Las amenazas de hoy no son las mismas que hace un siglo El presidente estadounidense destacó que "las amenazas de hoy no son las mismas que hace un siglo". Obama abogó por mantener el "espíritu de Berlín" e hizo un llamamiento a luchar por "la paz y la justicia" en todo el mundo.

El presidente de EE UU instó a Occidente y a su propio país a abandonar el "estado mental de guerra perpetua" contra el terrorismo, y reiteró su compromiso de "cerrar" Guantánamo, equilibrar seguridad nacional y privacidad, y controlar el uso de "drones" (aviones no tripulados). Destacó que durante su administración se ha terminado la guerra de Irak, que el conflicto en Afganistán está "cerca" de concluir y que Osama bin Laden "ya no está".

El programa de espionaje

Antes de hablar en la Puerta de Brandeburgo, Obama celebró una de rueda de prensa con Merkel en la que anunció que desclasificará parte del programa de espionaje masivo PRISM que emplean sus servicios de inteligencia, con el objetivo de mejorar su transparencia y tranquilizar a la población. Obama reiteró que se ha logrado el "equilibro adecuado" entre seguridad nacional y libertades civiles, y privacidad.

El presidente de EE UU también defendió la necesidad de controlar las finanzas públicas, pero dijo que el objetivo de los gobiernos es mejorar la vida de los ciudadanos y alertó del riesgo de perder una generación debido al elevado desempleo juvenil. "Tenemos que garantizar que no perdemos una generación que puede que no sea nunca recuperada desde el punto de vista de su trayectoria laboral", afirmó Obama.

Barack Obama abogó por continuar con las reformas estructurales tanto en los países de la Unión Europea como en EE UU porque "todavía queda trabajo por hacer". En rueda de prensa en la Cancillería alemana, Obama se mostró convencido de que la UE y EE UU saldrán fortalecidos de la peor recesión vivida en años si aprovechan "las oportunidades".

Empeñado en cerrar Guantánamo

El presidente de Estados Unidos también aprovechó la cita para seguir mostrando su empeño en cerrar Guantánamo. "Continúo en mi empeño de cerrar Guantánamo pero ha resultado más difícil de lo esperado. Eso se ha debido a la resistencia de algunos estados y a problemas con el Congreso", dijo Obama. El presidente estadounidense explico también que "hay una serie de puntos" en los que necesita la aprobación del Congreso.

Algunos de los presos de Guantánamo son altamente peligrosos

Obama subrayó que el 11 de septiembre de 2001 —cuando se produjeron los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono, en Washington— se hizo necesaria la guerra contra el terror y que algunos de los prisioneros de Guantánamo son altamente peligrosos.

Sin embargo, agregó que hay que buscar una forma para proteger a Estados Unidos que esté acorde con sus valores fundamentales. Obama hizo esas declaraciones al ser interrogado acerca de si era consciente de que algunas de sus promesas incumplidas —entre ellas el cierre de Guantánamo— habían producido una gran decepción en Europa.

El presidente estadounidense recordó que al asumir su mandato había adquirido la obligación de defender tanto la seguridad de Estados Unidos como sus valores y que por ello está obligado a esforzarse en conciliar las dos metas.