Soldados de Terracota
El emperador Qin es famoso por haber unificado China y por haber mandado construir los guerreros de terracota y la muralla china. ARCHIVO / REUTERS

Un ladrón de antiguas tumbas murió en la provincia central china de Shaanxi cuando se derrumbó el túnel desde el que intentaba profanar un mausoleo de más de mil años de historia, informó este miércoles la prensa oficial china.

El ladrón, de 40 años, había cavado el túnel con otros dos cómplices con el fin de acceder a las riquezas de una cámara mortuoria construida en la dinastía Zhou del Oeste, entre los siglos VIII y XI.

Tras el derrumbe, que ocurrió el pasado 15 de junio, los otros dos ladrones huyeron y no informaron del accidente a la policía hasta tres días después, destacó la agencia oficial Xinhua.

El accidente ocurrió en una de las zonas con más yacimientos arqueológicos del país, ya que durante siglos estuvo allí la capital del imperio chino, Changan (la actual Xian), y en ella se encuentra, entre otros tesoros, el mausoleo del primer emperador Qin Shihuang, junto a su famoso Ejército de Terracota.

El robo de tumbas históricas ha sido frecuente durante milenios en China, por lo que los arqueólogos calculan que nueve de cada 10 antiguos enterramientos han sido profanados en algún momento de la historia.