La bicicleta ha experimentado una gran progresión como medio de transporte alternativo. Una situación que, sin embargo, ha provocado numerosos conflictos entre ciclistas y viandantes, debido a que muchos de los primeros usan las aceras para circular, pese a estar prohibido.

Ante esta siuación, la Policía Local inició el pasado 1 de junio una campaña de control sobre el cumplimento de la ordenanza de circulación por parte de los ciclistas que hasta ahora se ha saldado con 229 sanciones, es decir una media de 46 al día (en toda la campaña del pasado año se impusieron 205), según informaron ayer fuentes municipales a 20 minutos.

Del total de multas, 127 son por circular por las aceras o por jardines. Del resto, destacan las 44 por ir con cascos oyendo música o manipulando el móvil, 16 por circular por la calzada en sentido contrario, 12 por atarlas a farolas, árboles o elementos adosados a fachadas con cualquier dispositivo (incluso con protección plástica) o dejando paso libre inferior a 1,50 metros, y 11 por no respetar la preferencia de peatones en aceras, zonas peatonales o pasos de peatones sin marcas viales para paso de bicicletas.

La campaña estará en vigor hasta el próximo 30 de junio y las sanciones pueden llegar a los 300 euros.

"Deberían informar primero"

La presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, comentó ayer al respecto de la campaña que, antes de sancionar, deberían hacer «una campaña informativa, porque hay mucho desconocimiento de la normativa». Por su parte, desde Valencia en Bici apostaron por cusos de formación para ciclistas «como están haciendo otras ciudades como Vitoria».

Consulta aquí más noticias de Valencia.