Fallece un policía turco tras caer a una zanja cuando perseguía a un grupo de manifestantes

Enfrentamientos entre policías y manifestantes para protestar contra la destrucción de un parque en Estambul.
Enfrentamientos entre policías y manifestantes para protestar contra la destrucción de un parque en Estambul.
EFE

Un agente de la policía turca falleció este jueves a causa de las heridas sufridas tras caerse anoche en una zanja de construcción cuando corría detrás de unos manifestantes durante una violenta protesta en la ciudad de Adana, en el sur de Turquía, informó la agencia de noticias Anadolu.

Se trata del primer policía muerto desde que estallara la semana pasada la violenta ola de protestas antigubernamentales en Turquía, que se han cobrado por ahora la vida de tres manifestantes. El gobernador de Adana, Huseyin Avni Cos, anunció hoy la muerte del policía, quien falleció en un hospital a pesar de los esfuerzos de los médicos.

Mientras que las fuentes oficiales hablan de unos 300 heridos, de ellos 260 policías, el colegio de médicos de Turquía asegura que desde el comienzo de las protestas ha registrado más de 4.000 heridos.

Erdogan regresa este jueves a Turquía

Turquía aguanta la respiración en espera de la llegada del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, que aterrizará este jueves en el aeropuerto Atatürk de Estambul, ya que de su actitud dependerá la evolución de las protestas que desde hace diez días mantienen en vilo al país.

Erdogan, que partió el lunes por la mañana para una gira por Marruecos, Argelia y Túnez, había asegurado que a su vuelta, las protestas ya se habrían aplacado. Pero no ha sido así, ya que las buenas palabras y los llamamientos a la calma, tanto del presidente, Abdullah Gül, como del viceprimer ministro, Bülent Arinç, no han llegado a la raíz del asunto, en opinión de los manifestantes.

Las continuas cargas policiales con chorros de agua a presión y gas lacrimógeno, que se suceden desde la madrugada del viernes pasado, siguen manteniendo la tensión alta. Varios representantes de la llamada Plataforma Taksim, que estuvo coordinando las primeras protestas contra la tala de árboles en el céntrico parque Gezi de Estambul, se entrevistaron con Arinç para hacerle llegar sus demandas.

Piden garantías de que el parque, objeto de una remodelación urbanística que incluye la reconstrucción de unos barracones otomanos, se preserve tal cual. Además, exigen que los responsables de la violencia policial sean cesados y se ponga fin al uso de gas lacrimógeno, que se liberen de forma incondicional todos los detenidos y que se levanten las restricciones a las reuniones en las plazas públicas.

Arinç aparentemente se limitó a escuchar las demandas, pero no ofreció respuestas concretas; únicamente aseguró que debatiría estos asuntos con Erdogan a su regreso. Así lo dijo a Efe Ismail Tombul, secretario general de la Confederación de Sindicatos de Trabajadores Públicos (KESK), en huelga este miércoles, y miembro de la delegación que se entrevistó con el viceprimer ministro.

El papel preponderante que el primer ministro y presidente del partido islamista moderado AKP ha jugado durante los últimos años en todos los sectores de la vida política parece limitar el margen de maniobra de los demás altos cargos, de manera que todo depende de su actitud, esta misma noche o mañana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento