Los 800 socios de la cooperativa Arrozúa han comenzado en estos días los trabajos para la siembra de arroz en la marisma sevillana. En total se están sembrando 12.700 hectáreas con destino a esta cooperativa del total de 35.000 que se cultivan anualmente en la zona arrocera de la provincia de Sevilla.

De esta siembra, el 80 por ciento del arroz corresponde a variedades de grano largo, de la que la marisma sevillana es pionera en España, y el 20 por ciento a grano corto o redondo. Ambos tipos de arroz son comercializados por Arrozúa bajo las marcas Doña Ana y El Ruedo, según ha señalado en una nota la cooperativa.

En total, Arrozúa tiene como objetivo para este año incrementar su presencia hasta un 50 por ciento de su producción en los mercados, tanto nacional como en el exterior, y espera que la producción y calidad de esta campaña supere la de la campaña pasada que ya fue muy buena.

Tras las labores de preparación del terreno, la pasada semana se comenzó a soltar el agua que necesita el cultivo para su desarrollo. Este año, por las fuertes lluvias y el agua que ya estaba almacenada en los embalses, no hay restricciones en las dotaciones de riego. De momento la climatología acompaña para la obtención de unos buenos rendimientos y calidades.

Esta cooperativa arrocera hace tiempo que apostó por la producción integrada, un método de cultivo que garantiza la exigencia en controles de calidad y la supervisión continúa del proceso de trazabilidad del arroz que se cultiva en el entorno inmediato del Parque Nacional de Doñana.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.