La Guardia Civil ha informado de la detención en la aduana de Cádiz de una mujer de 58 años que supuestamente ejercía de "mula", ya que fue sorprendida tratando de embarcar con destino a Canarias con 800 gramos de cocaína "de gran pureza" adosada al cuerpo.

Según ha indicado la Benemérita en un comunicado, los hechos tuvieron lugar a las 16,40 horas de este martes, durante el control que los guardias civiles pertenecientes al resguardo Fiscal de la Aduana de Cádiz realizaban a los viajeros que embarcaban en el buque 'Murillo' con destino a las Islas Canarias.

Los agentes que procedían a la inspección de equipajes de los pasajeros que embarcaban a pie, al realizar un cacheo superficial a una de las viajeras, notaron que llevaba una faja. Al preguntarle los guardias civiles por el motivo por el que la llevaba, manifestó que recientemente había sido operada.

Continuando con el cacheo, la agente volvió a notar que la parte inferior de la espalda llevaba otro bulto, manifestando la señora que se trataba de parte del vendaje consecuente de la operación sufrida.

Los guardias civiles encargados del registro, decidieron comprobar la naturaleza del supuesto vendaje, encontrando tres bolsas conteniendo en su interior 861 gramos de cocaína.

Por tales motivos, se procedió a su detención como presunta autora de un delito contra la salud pública. La detenida, una vez identificada resultó ser J.E.P., de 58 años de edad y vecina de Torrejón de Ardoz (Madrid), quien ha pasado este miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Cádiz.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.