La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el obispo de Calahorra y Lacalzada-Logroño, Juan José Omella, han coincidido este miércoles en destacar la "colaboración institucional" y el "diálogo" que Ayuntamiento y Diócesis han mantenido de cara a la remodelación de las instalaciones de la Iglesia de San Bartolomé, "por el bien de la ciudad".

Así lo han dicho durante el acto de bendición del nuevo edificio anexo al templo, que ha realizado este mediodía Monseñor Omella, quien ha resaltado en su intervención que "nos tenemos que felicitar por el diálogo entre las instituciones para arreglar una zona de nuestro Casco Antiguo, ojalá se mantenga para hacer servicios a la comunidad".

Ha recordado que, en el templo de San Bartolomé "se lleva haciendo misa desde hace mil años, con buen o mal tiempo, con frío, con más o con menos modernidad y con todas las vicisitudes", y ha agradecido "a los pacientes feligreses" y a los sacerdotes que atienden la parroquia "su paciencia" durante el tiempo que han durado los trabajos.

"Cuando el diálogo es positivo -ha añadido- se consiguen buenas cosas. Y, en este caso, que todo esto sirva para Logroño y su patrimonio. Tenemos ahora un local justito pero suficiente para la Iglesia, una plaza en plenitud y una casa para Cáritas que sigue estando en el Casco Antiguo. Ha sido un diálogo para el bien de Logroño".

Por su parte, Gamarra ha mostrado su agradecimiento a la Diócesis "por su buena disposición desde el principio al diálogo y para buscar una solución que permitiera a los logroñeses poder disfrutar de este espacio, que significa tanto para la ciudad y no solamente en cuanto a patrimonio".

En este sentido, ha recordado, igualmente, que, a través del acuerdo con la Diócesis se ha recuperado la cabecera de la Iglesia de San Bartolomé, la fachada sur y este del templo y dejar la torre exenta, a lo que ha sumado "el traslado de Cáritas a la Casa Farias, lo que deja esta entidad en la Casco Antiguo, donde tanto servicio realiza".

"La generosidad de la Diócesis ha permitido retomar un proyecto, que han tenido que cambiar varias veces, para que todos podamos al final disfrutar en toda su plenitud de la Iglesia de San Bartolomé. Se ha mejorado el patrimonio de la ciudad y ha devuelto a los logroñeses lo que se descubrió hace año y medio. Así se construye la ciudad, hoy es un buen día para Logroño", ha concluido la alcaldesa.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.