La Comisión Europea (CE) confirmará este miércoles la extensión de dos años del plazo para que España rebaje su déficit a menos del 3% del PIB a cambio de más deberes, y se pronunciará sobre los planes de reforma y ajuste del Gobierno español.

Previsiblemente, la CE autorizará que el déficit para cerrar el año sea dos décimas superior al que había previsto el Gobierno español, el 6,5% frente al 6,3%, y ampliará dos años el plazo para que España rebaje su déficit a menos del 3% del PIB a cambio de más deberes.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y los comisarios europeos de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, y de fiscalidad, Algirdas Semeta, explicarán en conferencia de prensa a partir de las  el veredicto de Bruselas respecto a España y los demás países en situación de déficit macroeconómico.

No se espera que Bruselas abra un expediente por desequilibrios excesivos a EspañaEn principio, Rehn propondrá a sus homólogos dar dos años más para reducir el déficit a Francia (hasta 2015) y un año a Holanda, Polonia y Eslovenia, mientras que estudia cerrar el expediente por déficit excesivo a Hungría, Italia, Letonia, Rumanía y Lituania.

En el caso de España no se espera que la CE abra un expediente por desequilibrios macroeconómicos excesivos.

Se espera que el examen de la Comisión sobre el plan nacional de reformas y el programa de estabilidad español sea positivo, según adelantó el propio Rehn, tras la última reunión del Eurogrupo en mayo, por lo que las autoridades del país no esperan nuevas exigencias de Bruselas.

El Ejecutivo comunitario ya dio algunas indicaciones de por dónde irían sus recomendaciones a España el pasado 10 de abril, cuando presentó su análisis sobre los desequilibrios macroeconómicos excesivos del país.

La CE ya ha recomendado a España mejorar sus competencia en productos y servicios y revisar la reforma laboralLa Comisión apuntó entonces que la aplicación del calendario de las reformas era mixta, que España tenía que mejorar la competencia en los mercados de productos y servicios, y actuar en el frente de los servicios profesionales.

También recomendó revisar la reforma laboral para reducir la dualidad, facilitar el ajuste de los salarios a las condiciones económicas y mejorar las políticas activas de empleo.

El Gobierno español se ha mostrado convencido de que la revisión de la reforma arrojará un resultado positivo y ha asegurado que no va a hacer modificaciones de la misma en este momento.

IVA y pensiones

La CE también consideró que aún hay margen para limitar más el IVA reducido o aumentar las tasas de determinados productos que gozan de este tratamiento fiscal, incrementar los impuestos medioambientales y hacer frente al déficit tarifario, además de garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social mediante la reforma de las pensiones, entre otras cuestiones.

La CE considera que aún hay margen para limitar más el IVA reducido o aumentar las tasas de determinados productos

Los expertos a los que el Gobierno español ha encargado un informe sobre el denominado factor de sostenibilidad volverán a reunirse la semana que viene para acercar posturas, tras las discrepancias surgidas en torno a la fórmula para actualizar las pensiones.

El pasado 13 de mayo Rehn subrayó que las reformas anunciadas después por España representan una "respuesta política integral" con un "número de propuestas concretas" y similarmente unos "calendarios bastante bien especificados".

Recalcó que "es de suma importancia que continúe tanto con las reformas como con una constante consolidación fiscal".

España "ha tomado en términos generales los pasos adecuados a fin de crear las condiciones para una recuperación sostenible y una reducción de sus inaceptablemente altos niveles de desempleo", agregó.