Intelectuales y académicos piden una nueva ley de partidos que los obligue a ser más democráticos

  • Los impulsores de la iniciativa son la jurista Elisa de la Nuez, los economistas Luis Garicano y César Molinas y el diplomático Carles Casajuana.
  • Entre los cien primeros firmantes están los escritores Félix de Azúa y Antonio Muñoz Molina, el economista Manuel Conthe y el filósofo Fernando Savater.
  • La iniciativa se tramitará como una petición parlamentaria, para la que esperan acudir al Congreso con al menos 500.000 firmas de apoyo.
Imagen de la web donde se aloja el manifiesto.
Imagen de la web donde se aloja el manifiesto.
http://porunanuevaleydepartidos.es/

"El objetivo confeso de este manifiesto es fomentar la participación ciudadana. Si los partidos siguen siendo impermeables no vamos a ninguna parte". Así resume el economista y empresario César Molinas los objetivos fundamentales del escrito presentado este martes por un grupo de intelectuales, académicos y otros profesionales en Madrid, con el fin de promover una reforma de la ley de partidos políticos.

Molinas, que denunció en una serie de artículos que España sufría un problema de "élites extractivas" que lastraban su desarrollo, es impulsor de este manifiesto junto con el también economista Luis Garicano (profesor de la London School of Economics), la jurista Elisa de la Nuez (editora del blog Hay derecho) y el diplomático Carles Casajuana. A ellos se han unido como primeros firmantes un centenar de profesionales "de reconocido prestigio" en sus sectores, como el filósofo Fernando Savater, los escritores Félix de Azúa y Antonio Muñoz Molina y el economista Manuel Conthe, entre otros.

"La sociedad española asiste preocupada y escandalizada al deterioro de la política", afirman los impulsores al inicio de su manifiesto, que a su vez denuncian que España ha sufrido un sistema democrático excepcionalmente poco regulado respecto a otros países de su entorno debido a la transición política. Esto ha provocado que los partidos en España se "autoregulen" y se hayan convertido en aparatos sin democracia interna, lo que junto al aumento de la corrupción ha acentuado la desafección de los ciudadanos respecto a sus representantes.

[Los partidos] "son entidades especiales a las que se les reconoce el monopolio de la representatividad política y que se financian con fondos públicos. Su funcionamiento tiene más trascendencia que el de cualquier empresa o sociedad recreativa", sostiene el manifiesto. Por ello, los promotores de esta petición parlamentaria han comenzado a recabar firmas de apoyo que presionen a los partidos para impulsar un cambio en la legislación. El objetivo: aglutinar al menos 500.000 firmas, las necesarias para promover una iniciativa legislativa popular.

Más control a las formaciones

El tenor de las medidas propuestas por este centenar de académicos e intelectuales va dirigido a modificar los partidos políticos desde la base, "de abajo a arriba". Ponen como ejemplo los modelos instaurados en las democracias "constitucionalmente más avanzadas", como Alemania, donde las formaciones políticas están fuertemente reguladas por la ley.

Entre las medidas, se apuesta por obligar a la celebración periódica de congresos cada dos años en todos los partidos y el control de cuentas "mediante auditorías independientes". Además, piden que la labor de las directivas de las formaciones políticas sea sometida a votación secreta por parte de las bases, y que los congresos estén formados de modo proporcional al número de afiliados.

Para controlar la corrupción, los promotores del manifiesto reclaman un mandato limitado de los tesoreros y encargados de las cuentas, así como el nombramiento de los interventores por parte de los distintos niveles del partido. Por último, piden que se obligue por ley a constituir comisiones dentro de los partidos que verifiquen los gastos de las campañas, y que se lleven a cabo inspecciones sobre dichos gastos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento