Un militar francés de servicio ha sido apuñalado este sábado con una cuchilla en la garganta en el barrio francés de La Défense por un individuo que se ha dado a la fuga. La víctima es el soldado de primera clase Cédric Cordier, de 23 años de edad, que se encuentra ingresado en el Hospital Percy de Clamart, aunque su vida no corre peligro.

El ataque se ha producido en torno a las 18.00 horas ante una tienda de la cadena de discos y libros Virgin en la plaza de La Défense y la vida del militar, que ya ha recibido atención médica, no corre peligro, según informa la prensa francesa.

La Policía describe al sospechoso con barba y chilaba, túnica característica del Magreb El presunto agresor es un hombre de tipo norteafricano de entre 25 y 30 años y de 1,90 metros de altura que lucía barba y vestía una blusa negra y una chilaba, según la descripción de la cadena de televisión BFM TV.

El individuo se abalanzó por detrás contra el soldado, que patrullaba vestido de militar en el marco del plan de alerta antiterrorista reforzada Vigipirate, le rajó en el cuello y se dio a la fuga.

La policía, que busca al fugitivo en la zona, cuenta con vídeos de cámaras de seguridad de la zona, ya que el ataque tuvo lugar en la estación de metro de ese barrio en el que entre semana trabajan miles de personas.

La víctima fue socorrida por su compañero de patrulla y atendida por los bomberos.

El militar formaba parte del programa de vigilancia Vigipirate, creado en 1978 para que efectivos del Ejército participen en labores de seguridad en lugares públicos como atracciones turísticas, estaciones de trenes y autobuses o en el metro.

Francia confirma que la intención era matar al soldado

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, aseguró que el hombre que apuñaló al militar "sin duda quería matar al soldado", pero pidió prudencia antes de vincularlo con el asesinato de un uniformado en Londres el pasado miércoles, cuando dos hombres mataron a un soldado británico a cuchilladas en plena calle al grito de "en el nombre de Alá".

"Hay elementos —la violencia repentina del ataque— que podrían permitir considerar que puede haber alguna comparación con lo que pasó en Londres", declaró en el telediario nocturno de France 2.

El titular de Interior y el de Defensa, Jean-Yves Le Drian, condenaron el ataque en un comunicado conjunto en el que precisaron que el militar está hospitalizado y fuera de peligro.

El ministro de Defensa habla de "terrorismo"

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, ha hablado de "terrorismo" al abordar la cuestión del militar apuñalado.

"Nos han querido matar a un militar porque era militar. Un miembro que garantiza la seguridad de los franceses en el plan Vigipirate", ha señalado Le Drian, quien ha destacado además su determinación y la del ministro del Interior, Manuel Valls, por "una lucha implacable contra el terrorismo y contra cualquier acción que suponga un menoscabo de nuestra seguridad", según declaraciones recogidas por el diario 'Le Parisien' en su edición digital.

"Le he transmitido mi solidaridad y mi apoyo (...) y a todos los miembros que hoy en Francia o en Malí o en cualquier otro lugar trabajan por la seguridad de las francesas y los franceses", ha agregado Le Drian.

Hollande: "Analizamos todos los elementos"

El presidente de Francia, François Hollande, dijo que no descarta "ninguna hipótesis" en el incidente. "Vamos a analizar todas las hipótesis" y "todos los elementos", porque "no se conocen las circunstancias exactas", declaró Hollande desde Addis Abeba, donde participa en una cumbre africana.

Hollande no ha querido relacionar este ataque con el perpetrado el pasado miércoles en Londres contra un militar en un atentado islamista. 

"No creo que en este momento pudiera existir un vínculo, pero analizamos todos los elementos", añadió Hollande, que pidió a los soldados franceses que eleven "el nivel de atención" y de "vigilancia".