Fernández Díaz
El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su conferencia La Catalunya de todos en el Foro Europa Tribuna Barcelona. JÚLIA PÉREZ / ACN

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha evitado este miércoles censurar el homenaje a los miembros de la División Azul que tuvo lugar en Sant Andreu de la Barca el pasado 11 de mayo. Según el ministro se trató de un acto "no ideológico" y "de reconciliación" de las mismas características que los que se han ido realizando "ininterrumpidamente" en Cataluña desde el año 2003. También ha considerado suficiente la nota que hizo pública el día siguiente la Guardia Civil sobre los hechos y ha lamentado las críticas que recibió el acto. "Algunos abogan por la reconciliación y otras por la división y la discordia, que quede claro".

Ha hecho estas manifestaciones en el Congreso en respuesta a una pregunta del diputado de CiU Jordi Xuclà, que ha pedido una rectificación y el cese de la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, que presidió un acto "de enaltecimiento del nazismo". "Sea demócrata, sin ningún tipo de justificación del nazismo, sea un ministro de derechas homologable a cualquier ministro de la derecha europea", ha pedido al ministro.

En este sentido, Xuclà ha lamentado que Fernández Díaz haya dado por buena la nota de la Guardia Civil que equiparaba los representantes del bando republicano de la Guerra Civil con la División Azul. "No compare la Guerra Civil, que la perdimos todos, con aquellos que participaron a las filas del ejército nazi al mal absoluto del Siglo XX que produjo seis millones de judíos muertos y más de un millón de gitanos muertos", ha dicho.

Da por buena la explicación de la Guardia Civil, que equiparó a los representantes republicanos con los de la División AzulSegún el diputado de CiU, la justificación de Fernández Díaz refiriéndose a la nota de la Guardia Civil "produce un daño a la imagen internacional" del Estado, también ante la opinión pública alemana y las entidades de recuerdo al Holocausto. Por este motivo ha preguntado a Fernández Díaz si sería concebible que un gobernante demócrata actual de Alemania, Francia o Gran Bretaña entregara un galardón a una persona vestida con un uniforme del ejército nazi. "De esto se trata", ha dicho, porque "vivimos una insoportable banalización del nazismo y del Holocausto".

Xuclà también ha recordado que la División Azul fue la unidad 250 de infantería del ejército alemán, y participó activamente a sus operaciones desde el 1941 al 1943. "Soy consciente que en el pasado también algunos gobiernos hicieron que participaran miembros de la División Azul a algunos actos", ha dicho, "pero aquello que se hizo mal al pasado no se tendría que producir en el presente ni en el futuro".

Reconciliación o división

A su vez de réplica Fernández Díaz, que ha acusado Xuclà de "ignorancia y desconocimiento" de lo que pasa en Cataluña, y ha querido recordar que "homenajes de estas características se han producido en Cataluña ininterrumpidamente por parte de la Ponencia de Defensa desde el año 2003 y "por lo tanto tendría que haber pedido la dimisión de todos los delegados del gobierno -español- desde el 2003 hasta la actualidad".

El ministro ha destacado que el 11 de mayo se hicieron en el cuartel de la Guardia Civil dos actos. El primero la conmemoración de la constitución de la Guardia Civil, y "en un lugar diferente" en el marco de la misma efeméride, la Ponencia de Cultura de Defensa y la Federación de Asociaciones Cívico-Militares de Cataluña hicieron un homenaje a la Guardia Civil.

En este marco, ha querido recordar que representantes de la División Azul participaron al desfile militar del Día de la Hispanidad del año 2004, cuando el ministro de Defensa era José Bono. "No lo digo como una crítica, sino como un recordatorio porque algunos abogan por la reconciliación y otras por la división y la discordia, que quede claro".

Recuerda que la División Azul desfiló en el Día de la Hispanidad de 2004Fernández Díaz ha querido asegurar que "todas las asociaciones y hermandades que asistieron al acto de homenaje", incluida la Hermandad de Combatientes de la División Azul, "están legal y debidamente inscritas a los organismos estatales o autonómicos correspondientes y su naturaleza, especialmente las que hacen mención a unidades militares extintas, se fundamentan en un contexto histórico, en absoluto ideológico".

Según el ministro, estas hermandades están integradas por familiares de personas que participaron a estas unidades, y también a las republicanas, "en un ambiente de reconciliación histórica que lamentablemente" Xuclà "no quiere entender". Además, ha dicho, la asignación y entrega de diplomas por parte de las autoridades civiles y militares "no obedecía a ninguna consigna determinada".

Sant Cugat pide suprimir la Delegación del Gobierno

El pleno municipal de Sant Cugat del Vallès ha aprobado este martes una moción que solicita la dimisión de la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, la supresión de la Delegación y subdelegaciones del Ejecutivo central en Cataluña.

El teniente de alcalde de Gobernación, Jordi Puigneró (CiU), ha argumentado que en momentos en los que desde el Gobierno central se pide simplificación administrativa y eficiencia se deberían eliminar unas delegaciones que "hacen muy poca función para lo que cuestan".  

Por ello, la moción, aprobada este martes, argumenta la petición bajo criterios de ahorro económico y simplificación administrativa, por lo que también solicita la supresión de las delegaciones territoriales de la Generalitat en Barcelona, Cataluña central, Girona, Lleida, el Alt Pirineu i Aran, Tarragona y Terres de l'Ebre.

Asimismo, pide la dimisión de la delegada del Gobierno central en Cataluña, Llanos de Luna, "por apoyar al totalitarismo nazi y franquista" en un homenaje a la División Azul, el cual el consistorio considera deplorable e injustificado, así como un grave atentado contra la memoria democrática y contra la dignidad de las víctimas de la barbarie nazi y fascista.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.