El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la concesión de 14 Medallas de Oro al Mérito en el Trabajo, entre ellas a la cooperativa Nuestra Señora de La Rábida-Fresón de Palos; al creador de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía, Lorenzo Amor López; al presidente de Acesur, Juan Ramón Guillén; y al abogado fallecido Francisco Hidalgo.

Este galardón se concede con el fin de premiar y destacar el mérito de una conducta socialmente útil y ejemplar en el desempeño de los deberes que impone el ejercicio de cualquier trabajo, profesión o servicio y entre los concedidos hoy también están los de Arturo Fernández y Juan Manuel Lara Bosch.

El Gobierno ha destacado que la Sociedad Cooperativa Andaluza Santa María de la Rábida-Fresón de Palos se constituyó en 1982 con el objetivo de promover el fresón. Está basada en los principios de innovación permanente, capacidad de superación y trabajo en equipo. Integrada por la unión de 124 socios, ha permitido convertir el fresón de Palos en "un producto de calidad, con una garantía está reconocida internacionalmente".

En términos económicos, la cooperativa emplea en las diferentes fases del proceso a más de 5.000 personas. Su facturación en 2012 superó los 100 millones de euros, con un récord de producción de más de 70.000 toneladas, lo que le permitió alcanzar un 23 por ciento de cuota en el mercado español.

Por su parte, de Lorenzo Amor, padre del actual presidente de la Federación Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y nacido en Montoro (Córdoba) en enero de 1936, destaca su impulso al asociacionismo en el ámbito del trabajo autónomo. Así, en 1977 fundó la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía.

Posteriormente, impulsó la constitución de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, que agrupa a las diferentes asociaciones territoriales y que hoy engloba a 500.000 autónomos, por lo que es un referente principal en la interlocución institucional dirigida a este sector profesional.

Por otra parte, el Gobierno destaca que Juan Ramón Guillén Prieto, nacido en La Roda de Andalucía (Sevilla) en marzo de 1935 y presidente de Acesur, uno de los grupos líderes en el sector del aceite de oliva en España, con exportaciones a más de setenta países, ha contribuido a "impulsar el desarrollo y difusión del aceite de oliva español como un producto con una personalidad propia en los mercados internacionales". En 2012 le fue concedida la Medalla de Andalucía.

Por último, de Francisco Hidalgo Álvarez, nacido en Periana (Málaga) en marzo de 1935 y fallecido en enero de este año, el Ejecutivo ha ensalzado sus más de 50 años de carrera profesional como funcionario judicial y abogado, en los que trabajó en todas las disciplinas del derecho, tanto en empresas públicas como privadas.

De su trayectoria merece destacar su activa colaboración en la gestión del proyecto de Exposición Universal en Sevilla 1992 (Expo*92). Estaba en posesión de la Cruz de San Raimundo de Peñafort en Mérito a la justicia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.