La inhabilitación del juez sustituto de Figueres (Girona), Sergio Molina Basalo, ha sido anulada por el Tribunal Supremo mediante una sentencia emitida el pasado 3 de octubre, por incompetencia del órgano que dictó tal medida.

El Supremo deja sin efecto así la decisión de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, que en una reunión del 7 de septiembre de 2011 acordó esta medida por presunta "falta de aptitud" del juez.

El Alto Tribunal, sin entrar en el fondo de la cuestión, entiende que la competencia correspondía sólo al Pleno del Consejo General del Poder Judicial.

Además, el afectado subraya que todas las imputaciones que se le efectuaron fueron rebatidas aportando la documentación y certificados oportunos y alega que todo el expediente de inhabilitación se siguió sin las garantías debidas.

El juez afectado asegura que durante el tiempo que estuvo destinado en el Juzgado Mixto número 4 de Figueres no tuvo sentencias pendientes de dictar ni asuntos acumulados, y subraya que todo juez sustituto debe emitir un informe al TSJC en el que se informa de la actuación mensual y, de no llegar a objetivos, es el propio tribunal quien pide explicaciones.

Según el juez Molina, no hubo nunca requerimiento alguno y añade que no consta ninguna queja respecto a su actuación, ni por acumulación de trabajo ni al TSJC ni al CGPJ, certificado que fue aportado al Supremo.

Sobre el retraso al proceder a un levantamiento de cadáver, en enero del 2010, y por el que el TSJC abrió diligencias informativas, el juez subraya que dicho tribunal acreditó que el retraso fue debido a que la policía autonómica tardó más de dos horas a llamarle al móvil de guardia.

Consulta aquí más noticias de Girona.