Los supervivientes de la tragedia de Bangladesh se levantan por sus salarios

  • Empleados, activistas y familiares se concentraron en las inmediaciones del edificio siniestrado y bloquearon durante dos horas el tráfico de una autovía.
  • Lejos de pedir las indeminizaciones, reclamaban sus nóminas impagadas de hasta cuatro meses: "Las compensaciones vendrán luego".
  • Las autoridades sitúan el recuento de fallecidos en 715.
Una pareja llora desconsolada tras reconocer el cadáver de su hijo en el complejo textil derrumbado en Bangladesh.
Una pareja llora desconsolada tras reconocer el cadáver de su hijo en el complejo textil derrumbado en Bangladesh.
EFE

Un millar de trabajadores protestaron Bangladesh para exigir el pago de salarios atrasados dos semanas después del peor siniestro textil en el país con la mano de obra más barata del mundo, que ha causado ya más de 700 muertos.

Empleados, activistas y familiares se congregaron a primera hora de la mañana local en las inmediaciones del edificio siniestrado, en las afueras de Dacca, y poco después bloquearon durante dos horas el tráfico de una autovía principal cercana, según los medios locales.

Lejos de pedir las indemnizaciones que empresas, fundaciones y administración han prometido, algunos de los trabajadores reclamaban nóminas impagadas de hasta cuatro meses. "Las compensaciones vendrán más adelante. Ahora reclaman salarios que han quedado sin pagar porque los dueños de las fábricas están en la cárcel", explicó el presidente de la Asociación de Manufactureros y Exportadores de Artículos de Punto (BGMEA), Atiqul Islam.

3.615 personas trabajaban en la confección

"Nosotros nos hemos ofrecido a adelantarlos pero los receptores tienen que aportar como prueba su nómina. Algunos ya han recibido pagos, otros los recibirán cuanto antes", agregó. Su organismo ha calculado, a través de documentación aportada por algunos de los cinco talleres textiles que estaban ubicados en el complejo, que en el edificio trabajaban al menos 3.615 personas en el sector de la confección.

Las autoridades desconocen cuántos se encontraban en el interior del inmueble cuando el 24 de abril las nueve plantas del mismo se colapsaron en el suburbio industrial de Savar. El Ejército bangladeshí situó el recuento de fallecidos en 715 y otras 2.437 personas heridas.

El resto, hasta llegar a la cifra aportada por la BGMEA, o bien se encuentran sepultados entre las ruinas o el día de la tragedia no fueron a trabajar, algo que todavía tardará varios días en esclarecerse, cuando concluyan las operaciones de desescombro.

Un sector que atrae a las grandes marcas

El siniestro de Savar es un recordatorio de las precarias bases de una industria en buena parte responsable de la bonanza económica del país (un 6 % de aumento del PIB en 2012) y que aporta el 78 % de las exportaciones, unos 19.000 millones de dólares según datos oficiales. El sector, en crecimiento exponencial —5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores actualmente— atrae a las grandes marcas ropa y accesorios de Occidente. Sin embargo, los analistas critican que esa predilección se debe básicamente a que la mano de obra es la más barata del planeta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento