Agentes de la Guardia Civil han interceptado una embarcación mientras estaba capturando mejillones mediante trasmallo en aguas marítimas interiores sin las autorizaciones correspondientes. Tras esto, se han intervenido 150 kilos de dicho molusco que habían sido capturados ilegalmente y denunciado al gobernante de la misma.

Así, el Servicio Marítimo del instituto armado interceptó la embarcación que, con un ocupante en su interior, emprendió la huida al verse descubierto por los guardia civiles, llegando a la costa, abandonando la embarcación en la orilla y ocultando un motor y un depósito de carburante bajo un puente entre la vegetación existente.

En la inspección de la zona se localizaron dos espuertas y una lona de plástico con unos 150 kilogramos de mejillones, tras lo que se identificó a una persona de 39 años como gobernante de la embarcación, según han informado desde la Benemérita, a través de un comunicado.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) realizó la correspondiente denuncia por infracción en materia de pesca marítima, al instalar una red tipo trasmallo y capturar moluscos bivalvos careciendo de todas las autorizaciones correspondientes para ello.

Asimismo, los agentes de dicho departamento del instituto armado se incautaron de los mejillones, que son devueltos a su medio natural; mientras que por parte del Servicio Marítimo de la Guardia Civil se procedió a la intervención de la embarcación, del motor y del trasmallo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.