Varios encapuchados atacaron la noche del sábado con cócteles molotov y líquido inflamable cinco cajeros automáticos en Durango (Vizcaya), tres cajeros en Errenteria (Guipúzcoa) y otro en Bilbao, según informaron fuentes de la Ertzaintza.

Los hechos más graves ocurrieron en Durango a partir de las 23:15 horas. En esta localidad vizcaína encapuchados lanzaron cócteles molotov contra cajeros de distintas entidades bancarias.

El ataque de mayor gravedad ocurrió en la calle Goenkale, donde los violentos lanzaron cócteles contra dos cajeros de la BBK, causando un incendio que obligó a desalojar, por precaución, a las dos personas que habitaban el primer piso del edificio, situado sobre las oficinas de la caja vizcaína.

Además, se saboteó un cajero de Bankoa en la calle San Agustinalde, otro del BSCH en la calle Andra Mari, y uno del Banco Vasconia en la calle Ezkurdi. En estos casos, resultaron dañados los cajeros y resultó ennegrecida la fachada de las sucursales bancarias.

También en Durango fue atacada con cócteles molotov, en la plaza Txiki Otaegi, una antigua oficina de Correos, causando daños en la persiana de entrada al local.

En poco tiempo y sin heridos

Según precisó la Ertzaintza, los actos de violencia callejera cometidos en Durango ocurrieron en un espacio de tiempo corto y no causaron heridos, aunque sí fue necesaria la presencia de los bomberos para sofocar las llamas causadas por los cócteles incendiarios.

Los violentos también actuaron en Bilbao, donde a las 3:10 horas lanzaron líquido inflamable y prendieron fuego a un cajero automático del Banco Popular, ubicado en la calle Cataluña.

En Guipúzcoa, a última hora de la tarde del sábado  (21:30 horas) fueron atacados con líquido inflamable tres cajeros de la Kutxa en la calle Xenpelar. Los cajeros resultaron parcialmente dañados y no fue necesaria la presencia de los bomberos para sofocarlos.