Playboy en Indonesia
Las dos primeras portadas de 'Playboy' en Indonesia. Playboy

El juicio contra el editor de la edición indonesia de la revista 'Playboy', Erwin Arnada, acusado de publicar material "indecente", comenzó hoy en Yakarta, informó la agencia estatal de noticias Antara.

Arnada se enfrenta a una pena de hasta 32 meses de cárcel por haber "violado el sentido de la decencia", según argumentó la Fiscalía.

El fiscal Agung Ardianto afirmó en los juzgados del distrito sur de Yakarta que el acusado autorizó el material supuestamente indecente que sacó el primer número de la publicación, que salió a la luz en abril en medio de protestas y tras meses de controversia.

No incluyó desnudos

A pesar de que no incluyó desnudos y que las fotografías de las modelos eran mucho menos explícitas que en otras revistas del mercado indonesio, como 'FHM' o 'Maxim', los radicales islámicos protagonizaron manifestaciones violentas.

Después que la oficina central de 'Playboy' en Yakarta sufriera varias agresiones, fue trasladada a la más aperturista isla de Bali, un centro turístico donde la población es mayoritariamente hindú.

"Degradación moral"

Los radicales ponen a 'Playboy' como ejemplo de la "degradación moral" del país y exigen la aprobación inmediata de la ley antipornografía que se debate en el Parlamento.

Esta ley, vista por muchos como un ejemplo más de la creciente islamización de la nación, que contiene a la comunidad musulmana más numerosa del mundo, fue hoy llevada ante los tribunales por un grupo de defensores de los derechos humanos que consideran que ha habido irregularidades en su tramitación y viola derechos fundamentales.

Todo tipo de restricciones

La norma impone restricciones en la forma de vestir de las mujeres y contempla penas de cárcel para publicaciones, películas y actuaciones que incluyan escenas consideradas "inmorales", además de castigar con prisión actos como besarse en público o bailar de forma indecente.

Protestas en Yakarta

Cerca de mil estudiantes y simpatizantes de partidos políticos musulmanes se manifestaron el pasado mes de enero en Yakarta contra los planes de publicar Playboy en Indonesia, la nación con la comunidad islámica más numerosa del mundo.