La Audiencia Nacional ha fijado para el 14 de mayo el acto de conciliación —y posterior juicio, en caso de no haber acuerdo— por las impugnaciones presentadas por los sindicatos CIG y ASCA contra el expediente de regulación de empleo (ERE) aprobado en febrero en NCG Banco.

Las demandas se dirigen a la entidad y a las tres organizaciones sindicales que respaldaron el acuerdo —CC.OO., UGT y Csica—. Fuentes sindicales han precisado que se han acumulado las dos impugnaciones y se ha confirmado una fecha conjunta para las mismas.

En caso de prosperar la impugnación, según la sección sindical de UGT, la situación se retrotrae a la existente antes de firmar el ERE, con lo que quedan "fuera de la cobertura de un ERE a todas las personas que hayan salido a través de cualquiera de las medidas" incluidas en el acuerdo. Del mismo modo, se paralizaría la implantación de las jornadas partidas y las reducciones del 20% y 34%, respectivamente.

En este punto, agrega, sería necesario iniciar un nuevo periodo de consultas y una negociación. De no lograrse un acuerdo, la empresa "tiene la posibilidad de aplicar en su total extensión los contenidos de la actual legislación laboral".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.