El alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, ha decretado la clausura de los túneles de Lutxana por tratarse de "un punto de riesgo para la seguridad, en especial de las mujeres". La medida, que ha sido calificada de "contundente" y "necesaria vista la alarma social existente", viene acompañada de la presentación de un proyecto a la Diputación para establecer un "paso alternativo en superficie".

La medida se toma tras los presuntos intentos de agresión sexual y robos ocurridos en los últimos meses, el último este fin de semana a una menor de edad, y de que en próximas fechas se va a habilitar un paso alternativo en superficie por la zona, que ha sido avalado este lunes en una reunión por las asociación de vecinos y mujeres de Lutxana. El plazo de ejecución de las obras, que se confía arranquen en verano, será de seis meses y el presupuesto de 245.482,15 euros.

Según ha anunciado en rueda de prensa el concejal de Infraestructuras Municipales, Alfonso García, el alcalde y el equipo de Gobierno del Ayuntamiento "no va a permitir que vuelva a ocurrirle nada a ninguna mujer que atraviese por esos túneles".

Los túneles, que no serán tapiados, se cerrarán al paso de los vecinos en breve y en ningún caso podrán ser usados como "refugio". Asimismo, ha explicado que "si no se ha tomado antes esta medida de cierre es porque se creía que el dispositivo de vigilancia policial conjunta entre la Policía Local y la Ertzaintza articulado hasta que se habilitase un paso alternativo iba a dar un buen resultado".

"Nos consta que la Policía local ha cumplido escrupulosamente su cometido y tenemos los datos que así lo demuestran, por lo que en lo que incumbe a este Ayuntamiento tenemos la conciencia tranquila", ha explicado.

El Ayuntamiento, que ha señalado que el problema se remonta a hace 30 años, cuando Gobierno vasco y la Diputación metieron por Barakaldo grandes infraestructuras como la autopista A-8, La Avanzada, el nudo de Cruces y el puente de Rontegi, ha subrayado que las citadas instituciones decidieron construir unos túneles para comunicar peatonalmente el casco urbano con el barrio de Lutxana, pese a que los técnicos del Ayuntamiento "advirtieron de los problemas de seguridad".

"Desde hace un tiempo, el Ayuntamiento viene reclamando la implicación de la Diputación en el asunto de los túneles de Lutxana para darle una solución definitiva con un paso en superficie, ya que en este campo no puede actuar en solitario", ha señalado.

Además, ha destacado que el proyecto presentado este lunes a las asociaciones de vecinos y mujeres de Lutxana ha contado con el visto bueno de ambos, y ha mostrado su confianza en que la institución foral se implique en la ejecución de las obras, tanto técnica como económicamente. En este sentido, ha considerado que lo lógico sería que la Diputación asumiera el 50 por ciento del coste.

El proyecto, junto a un estudio sobre el tráfico, será remitido a lo largo de la semana a la Diputación vizcaína, de quien ha reclamado "implicación".

Nuevas aceras

El proyecto consiste en la construcción de un itinerario peatonal en superficie compuesto por dos caminos conectados entre sí. El primero de ellos uniría la calle La Florida, que da entrada a Barakaldo, con la calle Buen Pastor, que es la principal de Lutxana y que va a parar al cruce con la autopista, y tendría 317 metros de longitud. El segundo de los caminos mediría 125 metros y uniría Buen Pastor con la zona de la fábrica de Praxair, donde hay una conexión con Cruces.

En total, serían 443 metros de acera de 3 metros de anchura, en hormigón de 20 centímetros de espesor armado con el tratamiento habitual en estos casos. Asimismo, la intervención incluiría la puesta a nivel de las arquetas de recogida de aguas pluviales ya existente, la demolición de las actuales aceras y calzadas que interfieran en la actuación, las excavaciones en el subsuelo y los montajes y desmontajes de vallas y biondas, así como de señales de tráfico y la instalación de nuevos tramos de césped.

Asimismo, para garantizar la seguridad vial de los peatones se colocarán nuevos semáforos en tres puntos: en la calle La Florida en la salida de la autopista hacia dicha calle, en el acceso de incorporación a la autopista desde la calle Buen Pastor y en la calle Buen Pastor, frente a la entrada a Praxair.

"Somos conscientes de que el tráfico se ralentizará más de lo que sucede en la actualidad, pero no queda otra opción si queremos garantizar la seguridad de los viandantes en la zona. Las consecuencias serán evidentes en ciertas horas del día, pero hemos antepuesto la seguridad de las personas", ha remarcado.

Hasta que se construya este nuevo itinerario peatonal en superficie, y tras el cierre de los túneles, los vecinos se verán obligados a dar más vuelta para acceder de forma peatonal.

La alternativa será pasar por debajo de la autopista a la altura de la futura Carretera Interfábricas, llegando a una rotonda que está junto al BEC, e ir desde allí hasta el centro de Barakaldo. Ello obligará a transitar por el túnel de Ansio, pero desde el Ayuntamiento se ha destacado que cuenta con "características diferentes a los clausurados".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.