La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha ha perdido un total de 24.595 habitantes en el último año, lo que representa un descenso del 1,2 por ciento, con lo que su población total se sitúa en 2.097.293 personas a fecha 1 de enero de 2013.

El descenso registrado en la población de Castilla-La Mancha es superior al del conjunto nacional, donde el número de habitantes ha caído un 0,4 por ciento, según el avance de resultados del Padrón Municipal difundido por el Instintuto Nacional de Estadística (INE).

Además, el descenso del 1,2 por ciento hace que la región sea, junto con Castilla y León, la Comunidad Autónoma donde más ha descendido el número de habitantes.

Según estos datos, el número de extranjeros en Castilla-La Mancha, a fecha 1 de enero de 2013, ascendía a 220.245 personas, lo que representa un 10,5 por ciento de la población total de la región y supone 15.804 personas menos que el año anterior, ya que el 1 de enero de 2012 se contabilizaron 236.049 inmigrantes en la región extremeña.

Cabe destacar además que Castilla-La Mancha es la segunda región española que cuenta con más porcentaje de inmigrantes sobre su población total, un 6,7 por ciento, solo por detrás de Baleares, que tiene un 7,8 por ciento.

Los datos del INE destacan además que Castilla-La Mancha cuenta con 919 municipios, de los que 628 tienen menos de 1.000 habitantes; 252 tienen entre 1.001 y 10.000 vecinos; 32 tienen entre 10.001 y 50.000 habitantes; 6 tienen entre 50.001 y 100.000 personas, y uno tiene más de 100.000 habitantes.

De acuerdo a esos datos, un 8 por ciento de la población vive en municipios de menos de 1.000 habitantes; un 36 por ciento vive en localidades de entre 1.001 y 10.000 habitantes; el 26,9 por ciento reside en localidades de entre 10.001 y 50.000 habitantes; el 20,9 por ciento residen una de las dos localidades extremeñas que están entre 50.001 y 100.000 habitantes, y el 8,2 por ciento de los extremeños vive Albacete, la única localidad con más de 100.000 habitantes.

Datos nacionales

En el conjunto nacional, la población española ascendía a 47.059.533 habitantes a 1 de enero de 2013, lo que supone una disminución de 205.788 personas respecto a la misma fecha de 2012, según el avance de resultados del Padrón Municipal difundido por el INE. Es la primara vez que la población española disminuye desde que en 1998 comenzaron a publicarse las cifras oficiales de población provenientes de la revisión padronal a 1 de enero.

En los últimos quince años, el aumento de población en España había estado impulsado, fundamentalmente, a la inscripción de extranjeros, cuya cifra pasó de 923.879 en el año 2000 a 5.747.734 en 2010. Sin embargo, en los últimos años, esta tendencia ha ido cambiando hasta el punto de que en 2011 las inscripciones netas de extranjeros fueron negativas (-15.229) y en 2012 lo han vuelto a ser, y en mayor cuantía (-216.125).

Así, frente a un aumento del número neto de españoles empadronados de 10.337 personas (0,02%) en 2012, el número de extranjeros descendió el año pasado en 216.125 (un 3,8% menos). Entre estos últimos, los pertenecientes a la UE-27 disminuyen en 90.639 (hasta un total de 2.352.978 personas), mientras que los no comunitarios se reducen en 125.486 personas (situándose en 3.167.155).

Esta disminución en el número de extranjeros inscritos en el padrón ha provocado que por primera vez la población española haya descendido en su conjunto. De total de personas empadronadas a 1 de enero de 2013, 41.539.400 tienen nacionalidad española y 5.520.133 son extranjeros, lo que representa el 11,7 por ciento del total de inscritos, mientras que el año pasado la población de extranjeros representaban el 12,1 por ciento.

Por nacionalidades, los mayores descenseos en 2012 se dieron entre los ciudadanos de Ecuador (45.951 inscritos menos), Rumanía (28.568 menos) y Colombia (24.984 menos). En términos relativos, entre las nacionalidades con mayor número de empadronados, los mayores descensos de población se dan entre los ciudadanos de Ecuador (un 14,9% menos), Argentina (10,8% menos) y Perú (-10,6% menos).

Mientras, el año pasado aumentó el número de inscritos en el padrón de China (3.647 más), Pakistán (730) e Italia (246). También en términos relativos aumentan estos tres grupos: China (un 2,1%), Pakistán (un 0,9%) e Italia (un 0,1%).

Pese a esta variaciones, el ranking de extranjeros habitantes en España lo sigue encabezando los rumanos (868.635, el 15,7% de extranjeros), marroquies (787.013, 14,3% de extranjeros), británicos (383.093, 6,9% de extranjeros) y ecuatorianos (262.223, 4,8% de extranjeros). Por grupos de países, los más numerosos son los ciudadanos de la UE-27, que representan el 42,6 por ciento del total de extranjeros. Le siguen los de América del Sur, que suponen un 21,1 por ciento del total.

Todas las comunidades pierden población

Por comunidades autónomas, en el último año la población ha disminuido en todas las comunidades autónomas y sólo aumenta en la ciudad autónoma de Melilla (2.798 personas más). Las comunidades autónomas más pobladas siguen siendo Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, mientras que La Rioja, Cantabria y Navarra continúan siendo las menos pobladas.

Castilla y León (30.605 personas menos), Andalucía (28.711 menos) y Comunidat Valenciana (24.901 menos) registran las mayores reducciones de población en términos absolutos entre el 1 de enero de 2012 y el 1 de enero de 2013. Por su parte, los menores descensos de población corresponden a la ciudad autónoma de Ceuta (125 personas menos), Comunidad Foral de Navarra (702 menos) y La Rioja (2.120 menos).

En términos relativos, las mayores reducciones de población se presentan en Castilla y León (un 1,2% menos), Castilla-La Mancha (1,2% menos) y Principado de Asturias (0,9% menos). En la ciudad autónoma de Melilla el incremento relativo es del 3,5 por ciento.

Las comunidades con mayor proporción de extranjeros son Baleares (20,1%), Comunidad Valenciana (16,8%) y Murcia (15,7%). Por el contrario, las que tienen menor proporción de extranjeros son Extremadura (3,7%), Galicia (4,0%) y Asturias (4,5%).

El 39,7 por ciento de la población empadronada en España reside en municipios mayores de 100.000 habitantes. Por otro lado, el 20,9 por ciento de la población vive en municipios menores de 10.000 habitantes.

De los 8.117 municipios que hay en España, 4.901 tienen una población menor de 1.000 habitantes. Las comunidades con mayor número de municipios con menos de 1.000 habitantes son Castilla y León (con 1.986 municipios), Castilla-La Mancha (628) y Aragón (619). Por el contrario, las comunidades con menor número de municipios menores de 1.000 habitantes son Canarias (un municipio), Murcia (dos) y Baleares (seis).

EL 43,9%

Más de 45 AÑOS

El 49,2 por ciento del total de inscritos en el padrón son hombres y el 50,8 por ciento son mujeres. Entre los españoles hay más mujeres (51,1%), mientras que entre los extranjeros predominan los hombres (51,5%). Además, por edades, el 15,9 por ciento de la población tiene menos de 16 años, el 40,2 por ciento tiene entre 16 y 44 años y el 43,9 por ciento tiene 45 o más años.

Por nacionalidad, el INE destaca la diferencia en el grupo de 16 a 44 años. Así, mientras que los empadronados españoles de estas edades representan el 37,7 por ciento del total, el porcentaje se eleva al 58,8 por ciento en el caso de los extranjeros.

Las edades medias más altas entre las nacionalidades predominantes se dan en los ciudadanos británicos (52,0 años), alemanes (50,7) y franceses (41,7). Por el contrario, las más bajas corresponden a los ciudadanos marroquíes (28,2 años), pakistaníes (29,5) y chinos (29,5).

El 85,9 por ciento de la población empadronada ha nacido en España y el 14,1 por ciento en el extranjero.

Consulta aquí más noticias de Toledo.