Un hombre, J.G.R. será juzgado el próximo jueves 25 de abril en la Audiencia de Ciudad Real y se enfrenta a una pena de cuatro años y medio de cárcel, por amordazar a su madre, deteniéndola contra su voluntad y golpearla con un martillo.

Según el escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Prees, el hombre, natural de Castellar de Santiago (Ciudad Real), se enfrenta a un delito de detención ilegal, por el que le piden tres años, a un segundo, por atentado contra agentes de la autoridad, por el que le solicitan un año, y a un delito de legiones, por el que se le solicitan seis meses y dos faltas de lesiones.

Los hechos se iniciaron sobre las 19.00 horas del día 9 de octubre de 2012, cuando el hombre, afectado por el consumo de drogas, ató por las manos a su madre —M.R.C— en el domicilio familiar, impidiendo su movilidad.

Al día siguiente, sobre las 15.00 horas, dos agentes de la Guardia Civil fueron comisionados para ir a la casa y al llegar al ella, el hombre les recibió con una martillo de grandes dimensiones. El acusado amenazó con golpear a su madre con el martillo e incendiar la casa utilizando una bombona de butano si los agentes intentaban entrar en la misma.

Pese a ello, los gentes entraron en la vivienda y forcejaron con el hombre, que propinó a los agentes patadas, puñetazos y mordiscos, que les causaron lesiones que requirieron asistencia medica, logrado liberar a la mujer.

Al hombre se le aplicará la eximente incompleta de drogradicción y, en caso de condena, el Ministerio Público pide su ingreso en un centro de desintoxicación.