El Ayuntamiento de Barcelona multa con 200.000 euros de más a un bar musical de Horta

  • Sancionó a la dueña con 210.000 euros por infringir las ordenanzas municipales.
  • Alegó que había manipulado el limitador acústico pero sigue con el precinto.
  • La consideraba reincidente por irregularidades desde abril de 2011 pero la afectada adquirió el bar en agosto de 2012.
  • Ahora, admiten un "error" y que la multa es en realidad de 10.000 euros.

Mercè García, propietaria de un bar musical en Horta, no podía dar crédito a la notificación de una multa por valor de 210.000 euros que le llegó por «infracción de ordenanzas municipales». ¡Por este importe se podría comprar un piso nuevo en el barrio! Después de pedir cita y explicaciones al Distrito, que no recibieron respuesta, ha presentado alegaciones. Ahora, a preguntas de 20 minutos, el Ajuntament de Barcelonareconoce «un error» en la sanción: el importe real asciende a 10.000 euros.

Se impuso un expediente sancionador al local, el bar Loren's de la calle Canigó, por manipular el limitador acústico, una infracción considerada muy grave. Pero Mercè sostiene que «es imposible», dado que el aparato sigue con el precinto intacto y tampoco se refleja ninguna anomalía en las actas de las inspecciones municipales.

Con todo, el Ajuntament reconoce que la Ordenanza de Medio Ambiente prevé una sanción máxima de hasta 200.000 euros para casos muy graves y reincidentes, con lo que fuentes del Distrito achacan a «un error en el expediente sancionador» el importe solicitado por el Institut Municipal d'Hisenda a Mercè García e invitan a la interesada a recurrir a los servicios jurídicos de Horta-Guinardó. Algo que la propietaria ya hizo sin obtener respuesta, asegura. Ahora está pendiente de la resolución del recurso presentado en marzo. El Distrito hace constar que está todavía dentro del periodo de alegaciones.

¿Reincidencia?

Según sostiene Mercè, en el pliego de cargos «se relatan antecedentes desde abril de 2011», pero ella regenta el bar desde agosto de 2012, un año después. Su abogada, Susana Sánchez, expone que en todas las inspecciones anteriores no se demuestra ninguna irregularidad, excepto en la del 17 de noviembre, por lo que no se puede alegar reincidencia.

«Es una supermulta, no había visto nunca nada igual», se exclamaba Susana Sánchez, que está defendiendo a Mercè. «Ni al Madrid Arena le han impuesto una multa así», lamentaba Mercè. El precinto del local desde finales de año le está suponiendo la ruina familiar: su marido no trabaja y no pueden pagar el alquiler del local. «Hemos invertido nuestros ahorros allí», dice.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento