La cantidad de polonio 210 hallada en el cuerpo del ex espía ruso Alexander Litvinenko podría haberle matado cien veces más, reveló hoy el diario británico The Guardian .

Adquirir la dosis que mató al ex espía habría costado 30 millones de euros

Según el rotativo, adquirir esa dosis habría costado 20 millones de libras (unos 30 millones de euros o casi 40 millones de dólares).

El ex agente secreto, que murió el pasado 23 de noviembre en el University College Hospital de Londres tras un rápido deterioro de su salud, acusó en una carta póstuma a Putin de estar implicado en el supuesto crimen.

Tres patólogos practicaron este viernes la autopsia del cadáver del ex espía en el Royal London Hospital, aunque habrá que esperar varios días para conocer los resultados.

Todos los que participaron en la prueba vistieron trajes protectores para evitar la contaminación por los residuos de polonio 210.

Dos personas relacionadas con Litvinenko han dado positivo en las pruebas de contaminación por polonio 210, el profesor italiano con el que se reunió el día que cayó enfermo, Mario Scaramella, y la esposa del ruso.

Hasta el momento se han encontrado rastros de sustancias radiactivas en doce lugares de Londres.