Un autobús del servicio de transporte urbano de Zaragoza, de la concesionaria Tuzsa, ha resultado siniestro total tras incendiarse en la Z-40, en el transcurso de unas pruebas de mantenimiento.

El suceso ha tenido lugar a las 15.55 horas de este lunes a la altura de la entrada en Valdespartera por la Z-40 cuando, por causas que se desconocen, el autobús que había salido de los talleres para realizar pruebas ha comenzado a arder y "a salir llamas por el motor con gran virulencia", han informado a Europa Press desde el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza.

El mecánico que conducía el vehículo articulado para hacer pruebas de puesta a punto ha resultado ileso y era el único ocupante del autobús número 2.223, que está matriculado en diciembre de 2009, han informado a Europa Press fuentes de Tuzsa.

"Ha ardido por completo y el depósito, con una capacidad de unos 200 litros, debía estar lleno de gasoil" han estimado desde el Cuerpo de Bomberos por la "gran virulencia de las llamas y la gran columna de humo" que ha alertado a más vecinos y "nos han llamado hasta de Juslibol", han señalado desde el Cuerpo de Bomberos.

"Siniestro total. Solo ha quedado el esqueleto" han sintetizado las citadas fuentes de bomberos para añadir que "inicialmente se ha desviado el tráfico".

En el lugar del siniestro permanece una dotación de bomberos refrescando la zona y en el operativo de extinción ha participado un camión cisterna, otro nodriza y un vehículo de mando. Tras el incidente, se investigarán las causas del siniestro y se realizará un peritaje, han avanzado desde Tuzsa.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.