Un informe elaborado por el Instituto de Toxicología de Sevilla ha revelado la presencia de restos de ADN que corresponden a una persona "no identificada" en la ropa que vestía la niña onubense de 16 meses Míriam cuando su cuerpo fue hallado sin vida en una balsa de riego de Fiñana (Almería) a finales del diciembre pasado.

El análisis de la muestra biológicas remitidas por los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) descarta, asimismo, que Raúl R.F., quien se encuentra en prisión provisional por encubrir presuntamente el crimen, estuviese "en contacto" con la pequeña.

Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press la letrada que ejerce la defensa de Raúl R.F., quien ha indicado que ha elevado este lunes un escrito al Juzgado de Instrucción número 2 en el que pide que se cotejen las muestras desconocidas con el ADN, entre otros, de la madre de la pequeña, Gema Cuerda.

Cabe recordar que al principal imputado por el secuestro y muerte de Míriam, Jonathan Moya, se le han extraído muestras de ADN en hasta tres ocasiones a lo largo de la investigación.

Consulta aquí más noticias de Almería.