La firma gallega de moda Caramelo ha solicitado este lunes el concurso voluntario de acreedores por la bajada de las ventas, que han provocado un déficit de caja que "la compañía ya no es capaz de afrontar". Dentro del proceso de reestructuración ha avanzado que aplicará un expediente de regulación de empleo (ERE) a la plantilla.

La empresa, controlada por Inveravante, la compañía de Manuel Jove, ha presentado el concurso en el Juzgado Mercantil de A Coruña y ha justificado la medida por "la extrema situación que atraviesa".

En un comunicado, Caramelo explica que ha informado de la decisión a la plantilla, a la que ha dicho que obedece a "las recurrentes pérdidas de explotación de los últimos años y, en particular, a la constatación de la caída de las ventas del primer trimestre de 2013".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.