La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga, tiene la "impresión" de que el sindicato UGT, con la impugnación del pliego de Valdecilla, "está haciendo el trabajo sucio a quien no tiene valor para dar la cara", y está actuando "con intereses partidistas".

"Duele ver cómo cuando las obras se demoraban año tras año y se paralizaban, o cuando se sucedían las modificaciones de proyecto, los sobrecostes, y los incumplimientos, nadie decía nada, todo el mundo actuaba con una complicidad silente muy importante; y cómo ahora que se están arbitrando soluciones e impulsando actuaciones para terminar el hospital de forma definitiva, se trata de poner palos en las ruedas", afirmó.

Buruaga "no puede comprender que se trate de frenar y obstaculizar la terminación" del hospital, porque "Valdecilla no se privatiza, Valdecilla se termina", ha puntualizado.

La consejera ha realizado estas afirmaciones a preguntas de los medios de comunicación sobre el recurso especial de contratación administrativa presentado por UGT contra el anuncio de licitación y contenidos de la denominada Actuación Global e Integrada del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, por la que se adjudicará a un contratista durante un período de 20 años el proyecto técnico de obras y la gestión y prestación de distintos servicios del centro hospitalario cántabro.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.