Elvira Fernández y Mariano Rajoy
Mariano Rajoy y su mujer, Elvira Fernandez, durante el acto electoral de cierre de campaña de las elecciones generales de 2011. Javier Lizón / Efe

El nombre de la esposa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es una incógnita para muchos españoles.  

Porque la vida de Elvira Fernández Balboa (Pontevedra, 1965), Viri para los amigos, siempre ha transcurrido y trancurre lejos del ajetreo mediático. Se puede incluso afirmar que su figura ha sido invisible para la mayoría de ciudadanos.

La discrección ha sido su principal virtud desde que conociese en 1992 en un bar de la localidad pontevedresa de Sanxenxo a Mariano Rajoy, que por entonces era el soltero de oro de la política gallega con algo más de 30 años.

Estudió Económicas en Santiago y ha trabajado en Antena 3 y Telefónica Cuatro años después se casaron y se establecieron en Madrid, donde Elvira, que estudió Económicas en la Universidad de Santiago de Compostela, ya había empezado a trabajar en el grupo Antena 3.

Posteriormente fichó por Telefónica, donde realiza la labor de analista de contenidos para el mercado audiovisual, aunque actualmente disfruta de una excedencia.

En la capital de España se establecieron en Aravaca, un lugar que le costó muchísimo abandonar para irse a La Moncloa, y han tenido dos hijos: Mariano, de 13 años, y Juan, de siete.

Ambos nacieron en la Clínica Dexeus de Barcelona y estudian en el Colegio Británico. Uno de los peores momentos de su vida fue la pérdida de la hija que esperaban a los seis meses de quedarse embarazada.

El perfil de Elvira, que procede de una familia de clase media-alta, es el de una mujer dispuesta a lo que sea por estar cerca y apoyar de su marido.

Prueba de ello es que, pese a que no le gusta ser el centro de atención, sacrificó su anonimato en las elecciones de 2008 y 2011 y participó activamente con su esposo en sus campañas electorales. Además, salió al balcón de Génova tanto en la victoria como en la derrota.

Desde que Mariano Rajoy ganó la elecciones de noviembre de 2011, las apariciones públicas de Elvira Fernández han sido contadas y se ha reservado para los actos estrictamente oficiales.  

Rajoy se fía de su instinto

Quienes la conocen saben que Viri, amante de la lectura y el cine, tiene mucha influencia en Rajoy, que siempre la escucha atentamente y suele fiarse de su instinto. La comunicación en la pareja es estrecha y Rajoy ha confesado públicamente que ella es la única que le dice toda la verdad.

Lo cierto es que Elvira Fernández no tiene mucho que ver con su predecesoras en el puesto de 'primera dama', aunque con Sonsoles Espinosa, la mujer del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, tiene en común el celo por su intimidad y su nulo afán de protagonismo.

Más alejada está de Ana Botella, actual alcaldesa de Madrid y esposa del expresidente José María Aznar, que sí utilizó su posición de 'primera dama' para lanza su carrera política.