Recordando a Pinochet
Manifestantes participan en una marcha estudiantil por el centro de Santiago de Chile contra Augusto Pinochet. Felipe Trueba / EFE

El Vaticano calificó de "propaganda comunista" las informaciones que se publicaron tras el golpe de 1973 en Chile sobre las masacres perpetradas por la dictadura de Augusto Pinochet, según documentos clasificados del Departamento de Estado de EE UU divulgados por WikiLeaks este lunes.

"Durante una llamada el 18 de octubre de 1973, el arzobispo Giovanni Benelli, subsecretario de Estado del Vaticano, expresó su preocupación y la del papa Pablo VI sobre el éxito de la campaña internacional izquierdista para tergiversar completamente la realidad de la situación en Chile", reza el documento, que está disponible en la web de WikiLeaks.

Benelli, dice el texto filtrado del Departamento de Estado de EE UU, "lo etiquetó de cobertura exagerada y como posiblemente el mayor éxito de la propaganda comunista".

Se han filtrado casi dos millones de archivos de la diplomacia de EE UUEl arzobispo mostró, además, su preocupación por el hecho de que los "círculos moderados y conservadores" pareciesen también dispuestos a "creer las vulgares mentiras sobre los excesos de la Junta militar chilena".

"Consciente de que la caída de Salvador Allende fue uno de los grandes reveses a la causa comunista, dijo Benelli, las fuerzas de izquierda han minimizado el golpe convenciendo al mundo de que la caída de Allende se debió exclusivamente a fuerzas externas y fascistas más que a las deficiencias de las políticas de Allende, como fue el caso", añade el documento, en referencia al presidente chileno muerto el mismo día del golpe militar de Pinochet.

El entonces subsecretario de Estado del Vaticano insistió, según el documento, en que los obispos chilenos le habían asegurado que las historias que denunciaban represalias brutales en los medios de comunicación internacionales eran "infundadas".

El cable filtrado revela una conversación telefónica mantenida entre Benelli y la Embajada de Estados Unidos en el Vaticano y que fue enviado a Washington para su constancia.

La llamada fue apenas cinco semanas después del golpe de Estado contra Salvador Allende, perpetrado el 11 de septiembre de 1973, tras el cual Augusto Pinochet se alzó en el poder.

Nueva biblioteca

El documento es uno de los casi dos millones de archivos clasificados del Departamento de Estado de EE UU que ha hecho públicos la organización en su Biblioteca Pública WikiLeaks de la Diplomacia Estadounidense (PlusD).

La nueva biblioteca de documentos confidenciales fue presentada este lunes en una rueda de prensa en Washington en la que participó su fundador, Julian Assange, por videoconferencia desde la Embajada de Ecuador en Londres, donde reside desde que recibió asilo en junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia donde es acusado de delito sexuales que él rechaza.

Según explicó Assange, este proyecto supone la mayor colección de documentos confidenciales de Estados Unidos disponibles tanto para el público como para los periodistas a los que pueden acceder a través de un buscador facilitado por la propia organización.

De los dos millones de documentos, 1,7 millones son archivos pertenecientes al 'Proyecto K', relativos a los cables diplomáticos estadounidenses durante 1973 y 1976, cuando era secretario de Estado Henry Kissinger.