Funeral cristiano en Egipto
Imagen del funeral celebrado este domingo en El Cairo por los cristianos coptos que resultaron muertos este sábado en enfrentamientos con musulmanes. Las exequias han terminado con incidentes, que se han saldado con varios heridos. Khaled Elfiqi / EFE

Al menos una persona murió este domingo y 66 resultaron heridas en unos disturbios ocurridos en el exterior de la catedral de Abasiya, en El Cairo (Egipto), al término del funeral por cuatro cristianos fallecidos la víspera en un nuevo caso de violencia confesional.

Los disturbios en El Cairo se desencadenaron al término del funeral por los cuatro cristianos fallecidos ayer en Al Jusus, en el norte de la capital, al que asistieron miles de fieles entre lemas contra el presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, y los Hermanos Musulmanes.

Los cristianos responsabilizan al presidente Morsi de los enfrentamientos en los que fallecieron varios de los suyosEl jefe del Servicio de Ambulancias egipcio, Mohamed Sultan, informó a Efe de que la víctima pereció en un hospital de El Cairo por el impacto de balas de goma tras las exequias.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad confirmó esta muerte y situó en 66 el número de heridos, una cifra que fuentes de la catedral elevan a 125.

Los heridos presentan en su mayoría contusiones debido al lanzamiento de piedras, botellas, cócteles molotov y balas de goma en los alrededores de la catedral, donde las fuerzas de seguridad han logrado controlar la situación.

Fuentes policiales y activistas coptos explicaron a Efe que un grupo de personas comenzó a lanzar piedras contra los asistentes a las exequias que salían de la catedral, lo que llevó a muchos a refugiarse en el edificio y a la policía a intervenir con gases lacrimógenos.

Sin embargo, una fuente del Ministerio del Interior citada por la agencia oficial Mena explicó que a la salida de la catedral algunos participantes en las exequias dañaron vehículos aparcados en la zona.

Esos actos soliviantaron a los vecinos y desencadenaron enfrentamientos entre ambos grupos, entre los que se interpuso la policía para calmar la situación, según esta versión.

Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní, envió a la catedral al jeque Mahmud Azab para dar el pésame e insistió en la importancia de la unidad para preservar la seguridad de Egipto.

En la misma línea, el papa copto Teodoro II y los Hermanos Musulmanes lamentaron hoy los últimos sucesos de violencia confesional e instaron a la calma.

Entretanto, en Al Jusus se reanudaron hoy los choques entre musulmanes y cristianos sin que se hayan señalado víctimas.

Los coptos denuncian que, tras la elección de Mursi como presidente, el número de enfrentamientos sectarios en Egipto ha crecido y acusan a las fuerzas de seguridad de no proteger a sus fieles ni a sus intereses.