Los hermanos de Xabier López Peña, alias 'Thierry', han calificado la muerte del exdirigente de ETA de "secuestro y asesinato político" y han negado que su fallecimiento, "inexplicable", se haya debido a un infarto o derrame cerebral ya que estaba "perfectamente bien". Asimismo, han considerado "inhumano" el trato recibido y se han preguntado qué se ha intentado "ocultar" al no informar a la familia y su abogada.

En rueda de prensa celebrada en Bilbao, los hermanos de López Peña Juanma y Begoña, que han estado acompañados de familiares y miembros de la plataforma de apoyo a los presos de ETA, Etxerat, han mostrado su confianza en que durante la próxima semana sea traslado el cuerpo de Thierry a Bilbao y han denunciado que, a día de hoy, no tienen aún informe médico alguno.

Asimismo, en referencia a las declaraciones de la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, en las que señalaba que en la muerte de 'Thierry' "lo único raro" era lo que se oía a la familia y a la abogada, han afirmado que se está ante "un absurdo", fruto de la "falta de información o del intento de desprestigiar a López Peña".

El hermano del expreso de ETA ha señalado que fue el 11 de marzo cuando 'Thierry' fue trasladado al centro hospitalario de Corbeil-Essonne para ser enviado posteriormente el día 14 al hospital Pitié-Salpêtriere de París donde fue sometido a un catéter. "En este tiempo la familia no hemos sabido absolutamente nada. Ha estado secuestrado", han señalado.

Según su relato, el día 15 la familia recibió el aviso de que su hermano no había regresado a la prisión y habría sido el día 19 cuando son informados de que López Peña se encuentra en el hospital de París.

En este contexto, han remarcado que los familiares fueron informados tras la operación de que López Peña se encontraba bien y que sólo se suele dar un "dos por ciento de fallo en ese tipo de operaciones, aunque había un pequeño coagulo en el cerebro que desaparecería con rehabilitación".

Tras criticar que su hermano fue posteriormente trasladado de zona hospitalaria "sin máquinas, ni medicamentos, ni atención médica", han remarcado que, tras su deceso, un médico les reconoció que no se explicaban lo que había sucedido ya que "las constantes de López Peña eran buenas".

"Xabier murió el 30 de marzo a la una de la madrugada. Murió solo con su familia en un hotel a cinco minutos del hospital", han relatado, para añadir que pasaron 13 horas hasta que se enteraron de su fallecimiento. Asimismo, han criticado que sólo pudieron ver su cadáver, "a través de un cristal", cuatro días después y que ningún médico de confianza de la familia pudo asistir a la autopsia.

"Ha sido un secuestro y asesinato político por todo el ocultismo en que nos han tenido. No tenemos un parte de ingreso, de defunción... Nos han tenido como a perros", ha denunciado.

En este contexto, han mostrado su confianza en que los Estados español y francés se den cuenta de que la política de dispersión es un "fracaso" que "sólo sirve para castigar a los presos y sus familiares". "Nunca te olvidaremos Xabier, muchas gracias", han añadido.

Asimismo, han incidido en que el exlíder de la banda armada estaba "lleno de vida, esperanza, de que todo se arreglase" y "saliesen todos los presos".

Por lo que respecta a las denuncias anunciadas por la abogada de 'Thierry', los familiares han señalado que ya han sido presentadas contra el "hospital, médicos, gendarmería y prisiones".

Por último, han lamentado que el Gobierno vasco tampoco se haya preocupado y han calificado de "absurdo", fruto de la falta de información o del intento de desprestigiar a López Peña las declaraciones de la presidenta del BBB del PNV Itxaso Atutxa.

ETXERAT

Por su parte, desde Etxerat han catalogado de "desprecio totalmente inaceptable" el trato recibido por parte de la familia y la abogada de López Peña y han denunciado que la actual política penitenciaria "en una lógica de venganza, mata".

"¿Por qué Xabier no recibió la asistencia sanitaria adecuada? ¿Por qué la familia y abogada no han sido informados y atendidos", se han preguntado. Asimismo, han advertido de que es momento de dar pasos y avanzar en la "resolución", ya que no están dispuestos a permitir que "ningún otro de nuestros familiares muera en prisión".

Por ello, han hecho un llamamiento a los responsables políticos que crean en valores democráticos a que trabajen para "que se esclarezcan hechos tan graves como éste y asuman la reivindicación y denuncia como propia".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.