El presidente del PP de Canarias y ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha achacado este viernes la intervención de CajaCanarias a la "dejadez" del Gobierno regional, que en su opinión, cometió el "grave error" de no llevar su transformación en Fundación al Consejo de Gobierno antes de que expirase el plazo legal.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha dicho que el Ejecutivo pidió un informe de no objeción al Banco de España y este, tras no objetarlo, lo remitió a la Comunidad Autónoma, "que dejó pasar el plazo hasta que automáticamente, el Banco de España, da de baja a CajaCanarias como entidad financiera".

"Es un error que espero y deseo que se pueda arreglar, pues no hay ninguna razón para hacer dejación de una decisión que debió tomar en Consejo de Gobierno, y el Gobierno lo sabe", ha subrayado.