Los caudales de los ríos de la cuenca del Duero se están estabilizando y bajando aunque todavía hay algunas estaciones en alerta, según los datos facilitados este jueves por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En cuanto a la situación de los embalses, se está soltando agua de la mayoría para recuperar los resguardos ya que se espera que vuelvan los episodios de precipitaciones en los próximos días.

Por otro lado, debido a las lluvias continúa habiendo problemas en algunas vías de comunicación secundarias, así como en la N-122 en algunos puntos entre Peñafiel y Aranda de Duero.

Los daños en las zonas agrícolas, aunque aún no se pueden evaluar, se han localizado en diferentes vegas de los grandes ríos (Arlanza, Pisuerga, Riaza, Adaja, Eresma, Duratón, Ucero, Duero) aunque han afectando a "superficies importantes".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.