Connecticut aprueba las leyes para el control de las armas más duras de EE UU

  • Tras la matanza que se produjo en ese estado, en la escuela de Newtown.
  • Lo más novedoso es la creación de un registro estatal de personas condenadas por delitos con arma, el primero en todo el país.
  • Este año cinco estados han endurecido sus leyes sobre armas, pero otros 10 han aumentado la permisividad.
  • Obama llama a "ponerse en el lugar del otro" para avanzar en control de armas.
El presidente estadounidense Barack Obama habla sobre las medidas para el control del porte de armas el 3 de abril de 2013, en la Academia de Policía de Denver (EE UU).
El presidente estadounidense Barack Obama habla sobre las medidas para el control del porte de armas el  3 de abril de 2013, en la Academia de Policía de Denver (EE UU).
EFE/BOB PEARSON

El Senado de Connecticut (EE UU), el estado donde fueron asesinados 20 niños y 6 adultos en la escuela Sandy Hook de Newtown, aprobó este miércoles un paquete de leyes para restringir el acceso a las armas y cargadores de alta capacidad que incluye, además, un registro de delincuentes peligrosos.

Los legisladores de Connecticut han definido al paquete, fruto de un acuerdo bipartidista logrado el pasado lunes, como el "más duro" sobre el control de armas en todo el país.

El Senado estatal lo aprobó en una votación de 26 a 10 y se espera que la Cámara de Representantes lo ratifique en las próximas horas. El gobernador estatal, el demócrata Dannel Malloy, prevé firmar y promulgar las nuevas leyes este mismo jueves.

Entre las nuevas medidas destaca la prohibición de la venta y compra de cargadores de más de 10 proyectiles, así como la ampliación de la lista de armas de asalto prohibidas.

Además, se establece la revisión de antecedentes del comprador en todas las ventas de armas, incluidas las privadas.

Mientras, la cámara baja de Maryland aprobó también un paquete legislativo muy restrictivo que exige las huellas digitales a los compradores y prohíbe las armas de asalto y los cargadores de más de 10 balas.

El Senado de Maryland ya había aprobado una versión similar de la legislación el mes pasado y solo falta que sean armonizados los dos proyectos para que el gobernador estatal, el demócrata Martin O'Malley, promulgue las nuevas medidas.

Registro de violentos

Lo más novedoso de las medidas aplicadas en Connecticut  es la creación de un registro estatal de personas condenadas por delitos con armas que estará disponible solo para las autoridades y que sería el primero de todo el país, según los legisladores.

Desde la masacre ocurrida en Newtown el pasado 14 de diciembre, otros estados como Nueva York y Colorado han aprobado leyes para endurecer la compra y posesión de armas de fuego y de cargadores de alta capacidad.

Durante este año cinco estados han aprobado leyes que restringen el acceso a las armas, pero otros 10 han adoptado medidas que aumentan la permisividad, de acuerdo con datos del Centro de Leyes para Prevenir la Violencia con Armas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó hoy en Denver por "ponerse en el lugar del otro" en el polarizado debate sobre el control de las armas en el país para lograr avances, al defender una reforma en el sistema de verificación de antecedentes penales que impida a los criminales acceder a ellas.

Obama: "No queremos un nuevo Newtown"

Por su parte, el presidente Obama está promoviendo legislaciones similares en varios estados del país, tarea que ha convertido en una de las prioridades de su segundo mandato.

Durante un discurso en la Academia de Policía de Denver (Colorado), Obama dijo que ese estado ha demostrado que el progreso "es posible" con la reciente aprobación de medidas para el control de las armas que, a su juicio, no tienen por qué entrar en conflicto con el derecho a tenerlas recogido en la Constitución estadounidense.

Se trata de empezar "a escucharnos unos a otros", según Obama, para ser capaces de hacer algo "constructivo" que evite tragedias como las de los tiroteos del cine de Aurora (julio de 2012) y del instituto Columbine (abril de 1999), ambas ocurridas en Colorado.

La matanza de Aurora, donde murieron 12 personas y otras 58 resultaron heridas, y la ocurrida en diciembre pasado en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeres, reabrieron el debate sobre las armas en el país.

"Tenemos que ser capaces de ponernos en el lugar de la otra persona. Si usted es un cazador (...) o tiene un arma en casa para protegerse, tiene que entender lo que siente una madre cuyo hijo fue asesinado al azar", subrayó Obama en su discurso.

Al mismo tiempo, el que vive en la ciudad debe entender "al que se crió en un rancho e iba a cazar con su padre", agregó.

Puso de ejemplo a su esposa, Michelle, quien en una ocasión, después de haber hecho campaña en una zona rural de Iowa, le dijo que si viviera allí en un granja "probablemente querría un arma" para sentirse protegida.

"Ya no estamos dispuestos a esperar al próximo Newtown o Aurora para actuar", aseguró Obama, quien en enero presentó una serie de medidas "de sentido común" para reducir la violencia causada por las armas y apuntó que ahora es el Congreso el que debe dar "el siguiente paso".

Tras su receso de dos semanas, el Senado prevé estudiar este mes una propuesta de ley para el control de las armas que no incluye la reinstalación, apoyada por Obama, de la prohibición de las armas de asalto que caducó en 2004.

No obstante, esa propuesta sí prevé contemplar una medida sobre la exigencia de revisión de antecedentes penales del que compra un arma que, según los expertos, tendría un efecto muy importante en la reducción de la violencia.

No se trata, según Obama, de crear un sistema de revisión de antecedentes nuevo, sino de cerrar sus "vacíos legales", y tampoco se propone crear un registro de armas, como temen algunos propietarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento