José Montilla nombramiento
José Montilla tras jurar su cargo con Artur Mas en un segundo plano. (Alberto Estévez/Efe) ALBERTO ESTÉVEZ/EFE

José Montilla ya es presidente de la Generalitat tras "prometer" el cargo ante el presidente del Parlament, Ernest Benach.

El político socialista se convierte así en el presidente número 128 de la Generalitat de Catalunya y en el séptimo desde la restauración de esta institución en 1931.

Afronto esta responsabilidad como el más humilde de los servidores del pueblo de Catalunya

Montilla ha ofrecido
un breve discurso en el que ha "extendido la mano" a todos los partidos para gobernar y que ha concluido con unos versos del poema 'La Pell de Brau' (La Piel de Toro) antes de proclamar que "afronto esta responsabilidad como el más humilde de los servidores del pueblo de Catalunya"

En su discurso ha prometido un gobierno "eficiente" para conseguir "lo que de nosotros espera la sociedad y tiene todo el derecho a exigirnos".

José Montilla ha reafirmado su compromiso con las capas más pobres de la sociedad y con los jóvenes y se ha marcado "convertir la autoridad institucional depositada en mí en liderazgo del país".

Maragall se despide

El presidente en funciones, Pasqual Maragall, ha iniciado el acto solemne con un discurso en el que ha repasado los hechos más importantes sucedidos en la plaça Sant Jaume desde que en 1965 "empecé a trabajar" en esta plaza.

Maragall se ha referido en una parte de su discurso a Montilla como "uno de los otros catalanes" en referencia a las personas que han llegado de fuera de Catalunya y que se les considera tan catalanes como a los nacidos en esta autonomía.

El político ha afirmado que este hecho significa que "somos una nación fuerte que sabe hacer de los que llegan ciudadanos"

El presidente saliente ha dicho que se va con "una Catalunya más plural, menos monográfica, más diversa y por lo tanto más rica y más plena".

Deber complido

"Me voy con la conciencia del deber cumplido y orgulloso de iniciar un proceso de cambio que tiene un largo alcance", ha señalado Maragall.

Me tendrá a su disposición para siempre a partir de ahora

El discurso ha servido de despedida de Maragall quien ha dicho a su sucesor que "me tendrá a su disposición para siempre a partir de ahora".

Posteriormente, el presidente del Parlament, Ernest Benach, ha leído el Real Decreto de nombramiento y ha tomado juramento a Montilla. Tras imponerle Maragall la medalla de presidente de la Generalitat ha pronunciado su discurso ya como nuevo presidente de la Generalitat.

Sevilla en lugar de Zapatero

En la mesa presidencial, además de Maragall, Montilla y Benach, estaba en representación del Gobierno central, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla.

El gran ausente ha sido José Luis Rodríguez Zapatero, que sí asistió a la toma de posesión de Maragall siendo secretario general del PSOE y antes de llegar a la Moncloa. Sí estaba el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, que sustituyó a Montilla en el Ministerio.

Asimismo, has asistido los miembros del Gobierno saliente y de los líderes de los partidos catalanes, con Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura al frente como máximos representantes de los socios de gobierno y con Josep Piqué y Artur Mas, en representación de la oposición.

Artur Mas y Jordi Pujol han abandonado inmediatamente el Palau de la Generalitat una vez acabado el acto institucional

También estaba Jordi Pujol, el portavoz parlamentario, Felip Puig, el portavoz adjunto, Josep Maria Pelegrí, y los miembros de la Mesa del Parlament por CiU, Ramon Camp y Antoni Castellà.

Mas, Puig y Pujol han abandonado inmediatamente el Palau de la Generalitat una vez concluido el acto institucional y no han participado en la fiesta posterior.

Esperando el nuevo gobierno

Esta previsto que tras la toma de posesión el presidente de la Generalitat oficialice la composición de su ejecutivo para que los nuevos consellers tomen posesión del cargo el miércoles y celebrar la primera reunión del Consell Executiu el jueves.

El primer acto de la agenda de Montilla como presidente será hoy mismo cuando ofrezca una cena al Comité Confederal de UGT, que se celebra por primera vez en Barcelona desde 1899.

La cena será en el Palau de Pedralbes y contará con la asistencia del secretario general de UGT, Cándido Méndez, y del secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Alvarez.