El Ebro supera los 6,60 metros de altura en Pradilla, más del triple de lo habitual en estas fechas

El río Ebro a su paso por la localidad zaragozana de Pradilla ha llegado a los 6,65 metros de altura esta mañana y, a primera hora de la tarde, ha descendido hasta los 6,60 metros, más del triple de la altura que suele llevar en estas fechas.
Crecida del Ebro
Crecida del Ebro
EUROPA PRESS

El río Ebro a su paso por la localidad zaragozana de Pradilla ha llegado a los 6,65 metros de altura esta mañana y, a primera hora de la tarde, ha descendido hasta los 6,60 metros, más del triple de la altura que suele llevar en estas fechas.

El alcalde de Pradilla, Luis Eduardo Moncín, ha indicado que "habitualmente la altura alcanza entre uno y dos metros de altura", que sería un nivel medio, ya que el pasado año la pluviosidad "fue anormalmente escasa".

Frente a los 200 ó 300 metros cúbicos por segundo que suele llevar el Ebro en marzo a su paso por esta localidad ribereña, en la actualidad se contabilizan 1.600 metros cúbicos por segundo.

Este abundante caudal "nos ha anegado unas 150 hectáreas de cultivo de alfalfa y trigo, que ya se estropearon a finales de enero cuando se inundaron los campos" ha recordado Moncín para señalar que "desde entonces permanecen bajo el agua".

En declaraciones a Europa Press, Moncín ha lamentado que la "cosecha está perdida" y todavía no se han podido evaluar los daños porque hay sitios donde "es imposible acceder de la cantidad de agua que se acumula", ha detallado.

Motobombas de los bomberos

Tras desear que baje el nivel del agua ha confiado en que "se pueda entrar a los campos para sembrar el maíz en mayo", pero ha explicado que además de bajar el nivel del agua los campos se tienen que secar para entrar a realizar la siembra.

Además de la altura del cauce del Ebro, el nivel freático del río está muy alto y "debajo de las viviendas también agua, que ha salido por los desagües" ha señalado Moncín.

Esta situación ha obligado a actuar a los bomberos del Parque de Ejea de los Caballeros, de la Diputación Provincial de Zaragoza, a emplear la motobomba para achicar el agua que salía por las alcantarillas de las calles.

Moncín ha observado que la bajada del río es "muy lenta" pero ha explicado que a Pradilla se le suma "todo el caudal del Ebro que viene desde Castejón más el del río Arba" que el pasado mes de octubre se desbordaba en Sádaba y estos días "baja muy alto".

En tono resignado, ha comentado que los vecinos "está hartos de tanta agua, porque desde enero el rió baja muy alto con filtraciones" que han anegado los parques de juegos infantiles y el campo de fútbol que obliga a sus habitantes a disputar los partidos en la localidad vecina de Remolinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento